Viviendas
Bloques de viviendas en Madrid. JORGE PARÍS

España es el tercer país más atractivo de Europa para invertir en inmobiliario en 2016, y Madrid la segunda ciudad europea preferida para invertir, sólo por detrás de Londres. Así consta en el informe Global Investors Intentions elaborado por CBRE y presentado durante Mipim, la principal feria inmobiliaria a nivel mundial.

En concreto, España, país preferido por el 10,2% de los encuestados para invertir este año, se sitúa sólo por detrás de Alemania (17%) y Reino Unido (15,1%), siendo más atractivo que países como Holanda y Francia. Asimismo, Madrid mantiene su posición de 2015 como la segunda ciudad más atractiva del continente en la que invertir, siendo un 12,2% los encuestados que la consideran destino favorito de inversión.

Es novedad el interés por ciudades del Este como Varsovia, Budapest, Praga y Bucarest

No obstante, las expectativas de inversión han mostrado una mayor diversificación con respecto a años anteriores, ya que en la encuesta se han llegado a mencionar hasta 53 ciudades diferentes. En este sentido, destaca como novedad el gran interés que han atraído los mercados de Europa central y oriental en cuanto a la inversión, con ciudades como Varsovia, Budapest, Praga y Bucarest dentro del top 15.

El informe también refleja la consolidación de las inversiones en producto alternativo, en el que ya invierte más de la mitad de los encuestados (56%). En concreto, la deuda inmobiliaria es el segmento que demuestra una mayor penetración en el mercado, con el 30% de los inversores. Por su parte, activos como las residencias de estudiantes son los que más han aumentado el interés entre los inversores este año, seguidos de centros sanitarios y de ocio.

La recuperación de la confianza del consumidor y el aumento del consumo en Europa parece devolver a los inversores el deseo por invertir en el sector retail, que ha aumentado de un 22% en 2015 a un 27% este año. Los segmentos más señalados son los centros comerciales y high street. A pesar del incremento por el sector retail, las oficinas siguen liderando las preferencias de los inversores, siendo la prioridad del 37% de los encuestados. De su lado, el sector residencial es el que más ha crecido en comparación con el año pasado, de un 5% a un 12%.

Por otro lado, el informe expone la creciente importancia de la sostenibilidad en el sector inmobiliario europeo, en comparación con otras regiones globales y con los resultados de años anteriores. La consideración de la sostenibilidad como criterio principal para la elección de inversiones ha aumentado de un 15% en 2015 a un 22% este año, lo que refleja el deseo de los inversores por reducir el riesgo de obsolescencia por cambios legislativos y las expectativas de los ocupantes, además de mejorar su reputación.