Vacunación contra la polio en Pakistán
Miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes hacen guardia junto a una enfermera que administra la vacuna contra la polio a varios niños en Karachi (Pakistán) EFE/Rehan Khan

Un niño de once años ha muerto este lunes tras ser tiroteado por un guardia de seguridad en la localidad paquistaní Karachi (sur) tras asustarse por una máscara que llevaba puesta al pasar a su lado.

Las autoridades han indicado que las primeras investigaciones apuntan a que el guardia entró en pánico y abrió fuego contra el niño, identificado como Alí Hasán, quien recibió un disparo en la cabeza.

Según el diario paquistaní 'Dawn', Hasán llevaba una "máscara de terror" mientras montaba en bicicleta y se cruzó con un guardia de seguridad privada, quien disparó contra él.

Los padres de Hasán y otros miembros de la familia salieron a la calle a protestar contra el suceso, si bien no se han registrado incidentes.