El turismo estival sólo llenó al 58% los hoteles zaragozanos en agosto
Un grupo de turistas orientales disfrutaban ayer del buen tiempo en su vista a la plaza del Pilar.(S. G.)
Los hoteles zaragozanos registraron el mes pasado los peores datos de ocupación del año y, a pesar del efecto Expo, que atrae a más visitantes internacionales, la ciudad sigue sin consolidarse como destino turístico en verano.

Los establecimientos de la ciudad tuvieron en agosto una ocupación media del 58%, la misma que en 2006, lo que supone que cada día quedaron libres más de 4.600 de las 11.000 camas que hay en la ciudad.

Los hoteleros se muestran, a pesar de todo, satisfechos con estos resultados. «Al contrario que en el resto de Aragón, donde han bajado las visitas, nosotros nos hemos podido mantener, gracias en parte a la promoción de la Expo», asegura su portavoz, Mariano Bergua.

Más turistas extranjeros

Los hoteles urbanos han notado este verano un aumento de los visitantes extranjeros, que representan casi el 30% del total. Son sobre todo ingleses, italianos, franceses y asiáticos  interesados en conocer la ciudad que albergará la próxima Expo.

Estos turistas son, la mayoría, personas mayores de 45 años que pasan en la ciudad una media de tres días. El gasto medio de los visitantes el mes pasado fue de 50 euros por persona y día, además del precio de las habitaciones, que se situó entre los 40 y los 65 euros por noche.

Las visitas subieron en julio

Los hoteles aragoneses recibieron en julio un total de 224.030 viajeros, un 11,4% más que en el mismo mes del año pasado, que pasaron una media de 2,11 noches en los establecimientos de la comunidad. Además, y según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, otros 85.788 turistas (3.000 más que el año pasado) se alojaron en campings, apartamentos y casas de turismo rural, sobre todo en la zona del Pirineo. Sobre todo fueron visitantes catalanes (24% del total) y aragoneses (16%), que pasaron una media de 3,45 días en estos alojamientos.