Funeral de despedida en el campo de fútbol. El futbolista de 31 años Angel Arenales Torres, que falleció aparentemente de una parada cardíaca tras disputar el pasado sábado un partido en la localidad oscense de L’Aínsa, ya se había quejado de dolor en el pecho durante el descanso del partido.

Angel Arenales, que era originario de Laguna de Duero (Valladolid), se desplomó en el vestuario tras disputar un partido con el equipo de veteranos del Club Atlético Sobrarbe.

En el transcurso del encuentro y en el descanso dijo a sus compañeros que sentía molestias. La rápida asistencia médica recibida por Movilla, que así era apodado por su parecido al ex jugador del Zaragoza,  le permitió mantenerse con vida unos 20 minutos, pero la médica de la localidad oscense no pudo salvarle.

Ayer se celebró un funeral de despedida al futbolista en el campo de fútbol de L’Aínsa. Posteriormente, sus restos fueron trasladados a Laguna de Duero, donde será enterrado hoy.