Los hijos del actor, Isabella, de 14 años y Connor, de 12, están pasando el verano en un campamento en Oregón organizado por la iglesia de la Cienciología.