La rica heredera, que estuvo el fin de semana en una gala benéfica en Mallorca, ha cambiado de look. Se ha olvidado de sus extensiones y ha dejado su cabello rubio más corto y moderno, con un marcado estilo Victoria Beckham.