La 64.ª Mostra de Cine de Venecia, que arrancó el miércoles y se clausurará el sábado, ya ha tenido tiempo para reflexionar sobre las miserias. El filme de Paul Haggis In the valley of Elah, con un reparto donde brillan nombres como los de Tommy Lee Jones y Susan Sarandon, mostró en Venecia la tragedia de los enfrentamientos bélicos; eso sí, prescindiendo de carnaza.

La tragedia, pero la que genera la explotación de los que se ven inmersos en las empresas de trabajo temporal, se vio también en It’s a free world (Un mundo libre), del británico Ken Loach.

Hasta la Mostra se desplazaron ayer el director estadounidense Woody Allen y los actores Brad Pitt (junto con Angelina Jolie y sus hijos) y Cassey Affleck, con sus películas Cassandra’s Dream y The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford. Esta semana se proyectará la única española a concurso: En la ciudad de Sylvia, de José Luis Guerín.