Desde hoy hasta el próximo día 16 la Guardia Civil realizará en la provincia de Valladolid 30.000 controles para vigilar que se lleva puesto el cinturón de seguridad.

Así lo ha confirmado el subdelegado del Gobierno, Cecilio Vadillo, quien aseguró que hasta el 30 de agosto hubo en la región 27 muertos en accidentes que no lo llevaban.

Esto supone que uno de cada cinco fallecidos no lo utilizaba. Según los profesionales, 13 de ellos hubieran salvado su vida si hubieran cumplido con esta obligación.

En la anterior campaña sobre el uso del cinturón se denunció a 72 personas de 28.758 que fueron controlados por los agentes de tráfico.