Primavera Sound
Imagen promocional del festival Primavera Sound 2016. PRIMAVERA SOUND

¿Recuerdas la primera vez que fuiste a un festival de música indie? La fecha, la compañía, la resaca del día después... Quizá hayan pasado unos cuantos años, o quizá no. Lo que está claro es que este estilo musical ha ido creciendo, imponiéndose y dándose a conocer y, aunque todavía le queda mucho camino por recorrer para ser tan potente como el rock o el pop, es probablemente uno de los géneros más escuchados hoy día en España. Al público le sigue llamando la atención, le gusta, lo busca, lo escucha y lo sigue.

Está claro que no es flor de un día, pues siguen naciendo nuevos grupos de música independiente, como Being Berber o Meridian Response. La pregunta es: ¿Cuál es la clave del éxito para conseguir colgar el cartel de 'no hay billetes' en cualquier recinto? Para contestar a esta y a otras cuestiones hemos preguntado a algunos de los máximos exponentes del indie en España, grupos como Izal, Zahara, La Habitación Roja y Triángulo de Amor Bizarro. Pero, empecemos por el principio...

¿Qué es el indie y dónde nace?

Encontramos el origen de esta forma independiente de hacer música, de interpretar o de dejarse llevar con una guitarra en las manos en artistas que "decidieron hacer algo nuevo, con sus propias reglas, sin tener como objetivo principal el hacer dinero, independientemente de su estilo musical", confiesa Jorge Martí, cantante de La Habitación Roja, "por lo que es difícil nombrar a un artista como 'padre del indie'. No hay ningún grupo que ocupe esta posición". Y califica este género como "una abreviatura de la palabra independiente".

Por su parte, Gato, bajista de Izal, considera que el indie es una "independencia creativa y de gestión" y señala que "mucho antes que esta oleada actual de grupos pop rock, llegó un tal Camarón, se metió en un estudio a grabar un disco de flamenco... ¿'La leyenda del tiempo' no es un disco indie?".
Es difícil nombrar a un artista como 'padre del Indie'" (Jorge Martí, de La Habitación Roja)
Zahara, en cambio,
habla de un grupo de referencia como esVetusta Morla, que "han gestionado siempre su carrera, han hecho lo que han creído mejor para ellos, han controlado el proceso desde el local de ensayo hasta la última persona que trabaja con ellos en un concierto y hacen exactamente aquello en lo que creen, sin más intermediarios que ellos mismos". Además, confiesa que ella nunca tuvo clara la definición del indie.

Triángulo de Amor Bizarro (TAB), por su parte, señala directamente como 'padre del indie' a The Beatles y a The Velvet Underground, y denomina esta forma de hacer música como "el  pop-rock de ahora".

El periodista musical Nando Cruz, autor de 'Pequeño Circo', apunta que "en los 90 era un género muy marcado por los grupos alternativos ingleses y estadounidenses, porque estaba principalmente vehiculado a través de sellos independientes. Ahora, el indie parece que es cualquier grupo de chicos blancos con guitarra. El hecho de que publiquen en sellos indies es lo de menos, por lo que distorsionar en 2016 no es signo de nada, ya que ese ruido eléctrico lo tiene totalmente asimilado el oído moderno". Asimismo, agrega que "el indie de festivales cubre actualmente el mismo hueco que cubrían a finales de los 80 grupos como Tam Tam Go, Danza Invisible o Héroes del Silencio. Es pop-rock español, sin más, y  por debajo de eso subsiste un rock underground que ya no sabe si le conviene ser etiquetado como indie".

La llave del éxito

Triunfar en el mundo de la música, sin embargo, no está al alcance de todos. Unos han arrasado, como Los Planetas, y otros, por el contrario, se quedan por el camino. ¿Por qué? ¿Cuál es la razón por la que unos gustan y otros no?

Señala Gato que "por mucho que trabajes tienes que tener la suerte de que a la gente le guste tu trabajo. No hay fórmula para el éxito, es una alineación de astros". Asimismo, Jorge Martí considera que "la fórmula es hacer lo que quieres, porque si haces canciones para que te gusten a ti, también gustarán a la gente".
No hay fórmula para el éxito, es una alineación de astros" (Gato, bajista de Izal)
Por su parte, la cantautora Zahara cree que "todo el peso lo tiene el público indie, y es la masa la que quiere y tiene que descubrir al grupo, porque cuando aparece una nueva banda rodeada de tufillo propagandístico al público no le gusta; siente que no lo ha elegido él. Además, las cosas no pasan porque sí, pero es verdad que a veces el que sea un grupo en lugar de otro tiene mucho que ver con el azar".

Para Nando Cruz, las claves para que el público escuche indie "aparecen desde mediados de los años 90, más concretamente en la prensa española, que dio una cobertura exagerada a este género en detrimento de otros con mucho más público como el hip-hop o el mestizaje. Además, los festivales han visto en el indie una forma de atraer a jóvenes con poder adquisitivo, que son justamente los consumidores de las marcas que patrocinan estos festivales". También, achaca el triunfo de un grupo al idioma. "El indie de los 90, principalmente cantado en inglés, no interesó a nadie, exceptuando Dover, mientras que el indie en castellano, empezando por Los Planetas, conectó con muchísimo más público. Por lo que, hoy, los grupos que triunfan son los que practican una música de sonidos claros y épicos, con letras coreables y ritmos fáciles de retener", afirma.

Las plataformas digitales y el 'crowdfunding'

Hay que destacar el importante peso de las plataformas digitales en el sector de la música, que son de gran ayuda, especialmente para aquellos nuevos artistas a los que el público todavía no conoce y que dan la posibilidad a cualquiera para escuchar y valorar su música. En este punto, todos los artistas encuestados están de acuerdo.

TAB comenta que las plataformas representan la ventana más importante: "para nosotros es imprescindible usarlas". Zahara explica que "es muy positivo el hecho de que alguien pueda acceder a mi música pinchando un enlace, ya que hay muchas más posibilidades de que le guste o le llame la atención y que en el futuro venga a un concierto o pague por un disco". Jorge también apuesta por las plataformas como la mejor manera de llegar directos al público: "son una auténtica revolución que ha cambiado por completo el negocio de la música. Hay que intentar sacar las cosas buenas de cada avance tecnológico y aprovecharlas", sentencia.

Por el contrario, hay un punto en el que chocan estos grupos: cómo financiarse.

El nacimiento y salida a la calle de un disco se puede sufragar de muchas maneras. La más sencilla es haciendo crowdfunding, una especie de donación colectiva que permite al artista reunir una suma de dinero considerable para sacar a la venta su proyecto. Es fácil de aplicar, sobre todo para aquellos grupos nuevos que no pueden permitirse pagar el lanzamiento de su primer álbum.
Con el crowdfunding, si no tienes seguidores, al final acabas sacando el dinero a tus familiares y amigos" (Zahara)
Gato y Jorge explican que es una muy buena forma de financiar el trabajo y les parece la manera más honesta de hacerlo: "no le tienes que pedir dinero a un banco, ni deberle nada a nadie más que a tu público, al que debes un disco a la altura de la confianza que ha depositado en la banda", asegura Gato.
"Nosotros siempre hemos tenido un sello discográfico que ha publicado nuestros discos, pero nos parece buena idea, aunque no hemos considerado hasta el momento la opción del crowdfunding", recalca Jorge.

Sin embargo, Zahara disiente: "no me parece buena idea, primero porque me parece injusto; si no tienes un grupo de seguidores es imposible que vayan a apoyarte y al final acabas sacando el dinero a tus familiares y amigos a los que pones en el aprieto de tener que apoyarte. Además, cuando eres mecenas te sientes responsable del resultado. Si alguien pagara por anticipado por mi disco sentiría que tiene más responsabilidad que si lo compra cuando ya está terminado y le gusta y tiene la determinación libre de comprarlo o no. No podría estar componiendo el disco pensando que esas 100, 200 o 1000 personas que han puesto su economía en él puedan sentirse decepcionadas. Prefiero que el trabajo de creación sea totalmente libre y la única manera de hacerlo es siendo tú mismo el productor".

Además, TAB declara: "nosotros grabábamos como podíamos, sin esperar a que nos lo prestase nadie. Hemos grabado bien, mal y regular, pero se aprende más haciéndolo uno mismo. También hay que tener en cuenta que un disco no es necesariamente mejor por tener un sonido de más fidelidad", admiten.

Según estos cuatro artistas, la clave para llegar a ser alguien en el mundo de la música no es otra que el trabajo duro, la perseverancia y las horas y horas de ensayo, estudio y dedicación. Sobre el gusto del público no hay nada escrito, por eso todos los gustos y estilos tienen cabida en este mundo tan sencillo a la vez que complejo.