Los datos del pasado fin de semana han confirmado los peores augurios. El verano (desde el 1 de julio hasta ayer, 2 de septiembre, a las 20 horas) se ha saldado con 555 muertos en carretera, 17 más que el mismo periodo del año pasado. Desde el 1 de julio de 2006, cuando entró en vigor el nuevo carné por puntos, hasta las 20 horas del 3 de septiembre murieron 538 personas, 128 menos que el verano de 2005.

A pesar de que el fin de semana de vuelta de las vacaciones se saldó con nueve fallecidos menos que el año pasado (20, frente a 29), los resultados no consiguieron compensar un mes de agosto muy negro.

El peor accidente del fin de semana de regreso ayer en Les Oluges (Lleida), donde cinco personas murieron y dos resultaron heridas de gravedad en un choque frontal entre un turismo y una autocaravana.

El verano empezó bien, con un mes de julio en el que el asfalto se cobró  nueve vidas menos que en 2006; en total, 269. Sin embargo, la primera quincena de agosto resultó fatal para los planes de la Dirección General de Tráfico (DGT) e hizo que el mes terminara con 268 muertos, 18 más que el año anterior.

Además, desde abril de 2006, agosto fue el primer mes en que este balance era peor que el mismo periodo del año anterior.

El problema de las motos

Uno de los quebraderos de cabeza para la DGT es el repunte de la siniestralidad de las motocicletas, que este año ya había aumentado un 27% hasta mediados de agosto.

Nueva campaña por el cinturón

La DGT pondrá hoy en marcha una nueva campaña con la que pretende fomentar el uso del cinturón de seguridad y que se desarrollará hasta el 16 de septiembre bajo el eslogan Hay muchas razones para ponerse el cinturón. Elige la tuya y hazlo. Asimismo, la Guardia Civil realizará controles intensivos que afectarán al menos a 800.000 vehículos.

Más efectivos y agilidad. Tomás Santa Cecilia Dtor. Seguridad Vial Race

La reducción de accidentes mortales se ha frenado desde la entrada en vigor del carné por puntos. En los dos primeros meses se redujo un 20% y en 2007 se ha situado en 14%. Cree-mos que el motivo es que el nuevo sistema se ha instaurado de manera muy rápida y sin medidas de acompañamiento que garantizaran su eficacia, como la agilización en la tramitación de las multas o el aumento en la insuficiente dotación de efectivos en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. No es normal que algunas personas sigan conduciendo cuando ya han perdido hasta 20 puntos. Y es que las campañas de control pierden efectividad sin la presencia de la autoridad. Hacen falta más programas de educación vial y prevención, así como una mayor inversión en las infraestructuras viarias.

Radares. En helicópteros

La DGT está probando un nuevo sistema que permitiría controlar la velocidad de los vehículos desde helicópteros en vuelo. Por el momento, los radares MX-15 están en fase de homologación.

Puntos. 1.655 sin carné

Hasta medidados de agosto 1.655 conductores perdieron o iban a perder su carné de conducir, según el Ministerio del Interior. Otros 76.915 habían agotado la mitad de sus puntos.

Retorno tranquilo y escalonado en Madrid

Sin retenciones importantes. Los cálculos de la DGT para este fin de semana, de vuelta y salida de vacaciones, hablaban de 4,3 millones de desplazamientos de vehículos.

Las principales complicaciones se esperaban entre las 17.00 y las 23.00 horas en las carreteras de acceso a las grandes ciudades. Sin embargo, el regreso escalonado de los veraneantes consiguió que la circulación fuera muy fluida en la red viaria, según informó Tráfico.

Así, las carreteras de Madrid no registraron hasta la hora de cierre de este periódico (24.00 h) ninguna retención de importancia.

En cuanto a siniestralidad, un motorista de 30 años resultó herido muy grave ayer al chocar con un todoterreno en la carretera M-505, dentro del término municipal de Galapagar.

El repunte de la mortalidad en carretera no ha sido ajeno a las vías madrileñas, ya que entre el 1 de julio y el 25 de agosto aumentaron un 44% respecto al año anterior, con 26 muertos. El 60% de las víctimas de los accidentes en la Comunidad de Madrid se registran en las vías secundarias.