Trayectoria del 'Félix'
Trayectoria del 'Félix'. (EFE). EFE

Honduras es uno de los países más amenazados y está en estado de alerta después de que el huracán Félix se transformase este domingo en un peligroso ciclón de categoría cinco con vientos de 270 kilómetros por hora en su avance por las aguas del Caribe, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

En 24 horas, Félix ha pasado de tormenta a convertirse en un huracán de la máxima categoría de intensidad en la escala Saffir-Simpson, al igual que Dean hace dos semanas. Esto lo convierte en potencialmente catastrófico, según el CNH.

Advertencia

A las 12.00 GMT del lunes, Félix se movía en dirección oeste a 33 kilómetros por hora y se encontraba a 425 kilómetros al sur de Kingston, capital de Jamaica, y a 685 kilómetros al este de cabo Gracias a Dios en la frontera entre Nicaragua y Honduras.

Se espera que siga esta trayectoria sin cambios en las próximas 24 horas, con lo que se prevé que "Félix" se halle cerca de las costas noreste de estos países a primeras horas de la mañana del martes.


La advertencia de tormenta tropical sigue en efecto para Jamaica y las islas Caimán. La isla de Granada ha sido la más afectada al producirse fuertes lluvias y el CNH pronostica, igualmente, que Félix provocará intensas lluvias en la península colombiana de La Guajira.

Trayectoria

El huracán sigue una trayectoria oeste-noroeste en dirección al norte de Nicaragua, Honduras y Guatemala, y en línea de impactar Belize el martes o miércoles próximos, según el CNH. En las próximas 36 horas, Félix seguirá en su trayectoria en aguas libres del Caribe con lo que el CNH pronostica que puede aun aumentar más su intensidad.

Los vientos del huracán Félix comenzarán a sentirse en Nicaragua en la noche del lunes y en las horas posteriores irá afectando a Honduras y Guatemala hasta tocar tierra en Belize, según la actual trayectoria prevista por el CNH.

En esta temporada, que comenzó el 1 de junio y acaba el 30 de noviembre, se han formado cinco tormentas tropicales, Andrea, Barry, Chantal, Dean y Erin, de las cuales Dean derivó en el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica, y alcanzó la categoría 5 cuando impactó en la península mexicana de Yucatán.