Parquing Santa Caterina
Aparcamientos de la empresa municipal BSM instalado junto al mercado de Santa Caterina. ARCHIVO
Cobrar por minutos ya es una obligación para todos los aparcamientos. Sin embargo, según las organizaciones de consumidores, algunos establecimientos han subido precios hasta un 40% para compensarlo, como ya hicieron en su momento las compañías de telefonía móvil y fija.

La nueva ley de consumo, que obliga a tarifar sólo por el tiempo real consumido, entró en vigor el pasado 1 de junio para los aparcamientos privados y desde este fin de semana para los de concesión administrativa.

La nueva ley de consumo obliga a tarifar sólo por el tiempo que el coche está en el aparcamiento
"Prácticamente el 100% de los aparcamientos ya están preparados para cobrar por minutos", explicó Vicenç Artigues, secretari del Gremi de Garatges. Según él, el gremio no tiene constancia de una subida de tarifas, aunque el Gremi pide "moderación".

Sí denuncian un aumento de tarifas la Federación de Consumidores en Acción y la Unión de Consumidores de España. El portavoz de esta última, Dacio Alonso, afirma a 20 minutos que cuando los parkings privados aplicaron la tarifa por minutos "subieron los precios hasta un 40%".

Para muestra, un botón. Un aparcamiento situado en Nou de la Rambla, en el Raval, pasó de cobrar 130 euros al mes a 150, una subida de un 25%.

Las asociaciones animan a los usuarios a reclamar en caso de sufrir tarifas abusivas. A pesar de este incremento de precios, se calcula que un 52% de los usuarios reducirán su pago.

El fin del redondeo

Desde junio de este año los aparcamientos cobran por minutos
En 1994 se implantó por primera vez el pago por fracciones de quince minutos en los aparcamientos públicos de Barcelona y en 2002 en fracciones de cinco minutos.

Muchos establecimientos privados de la ciudad también recurrieron a este sistema tarifario y desde junio empezaron a cobrar por minutos, obligados por ley, tras adaptar sus sistemas.

La normativa también prohibe los redondeos al alza y obliga a las empresas a dar al usuario un resguardo del aparcamiento.

En este tique debe figurar la identificación del vehículo, el día, la hora y el minuto de entrada y si se hace entrega de las llaves al responsable del aparcamiento.

Los estacionamientos de uso exclusivo para clientes de centros comerciales están exentos de identificar a los vehículos.