El ‘botellón’ se traslada a portales y urbanizaciones
Un joven se prepara un cubata junto a un portal de la plaza del Puente (Casco Antiguo) (Francisco González).
El monte Benacantil o el Castillo de San Fernando son dos de los lugares preferidos por los jóvenes alicantinos para hacer botellón, pero este fenómeno social se está extendiendo a los portales de edificios, garajes, urbanizaciones y bajos comerciales. Claros ejemplos de ello se dan en el Barrio, Ruta de la Madera o la zona de playas.

«El problema más gordo ocurre en los portales y las escaleras de los pisos tutelados de la calle Maldonado, junto a la plaza del Puente. Ya lo hemos denunciado al Ayuntamiento, pero ni caso», lamenta Juan Olmos, de la asociación vecinal del Casco Antiguo, quien añade que «lo peor son los orines y la peste que originan en los bajos de las viviendas y garajes».

Idéntica queja transmite Paco Huesca, presidente vecinal de La Condomina. «Muchos chavales en esta zona ni salen de la urbanización para beber. Así pueden esquivar los controles policiales antes de salir de marcha», asevera. Por su parte, Pilar Pérez, presidenta vecinal de Oliveretes, indica que algunos vecinos del barrio «al parecer, vienen cerrando las porterías exteriores con verjas para evitar que los jóvenes hagan botellón o actos de vandalismo en el interior».

Dinos

... dónde hay botellón

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20alicante@20minutos.es correo l c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante o en www.20minutos.es

Los vecinos tienen que limpiar

Basuras, olores a orina y ruido son los problemas que afectan a los vecinos que se derivan del éxodo de la práctica del botellón a zonas como portales, escaleras, bajos comerciales, urbanizaciones o garajes. Sobre todo porque son los mismos residentes quienes se ven obligados a limpiar sus propiedades. «El servicio de limpieza municipal hace lo que puede, pero si nos ensucian el patio o la entrada de un garaje, es la comunidad quien se hace cargo de la retirada de los residuos», critica Paco Huesca, dirigente vecinal de La Condomina. La concejal de Juventud del Ayuntamiento de Alicante, Laura Chorro, ha reconocido el «fenómeno social» del botellón en Alicante y, al igual que ha señalado el alcalde alicantino, Luis Díaz Alperi, no descarta acotar alguna zona para que los jóvenes puedan practicarlo y no se moleste a los vecinos, como en la Serra Grossa o el Tossal.