Fin de semana playero
Ayer la ciudad vivió un auténtico día de calor y fueron muchos los coruñeses que se acercaron hasta las playas.(M. Fuentes)
A pesar de que el verano en Galicia no ha dejado demasiado sol ni calor, septiembre ha empezado con buen pie. Ayer la ciudad vivió un auténtico día de calor y fueron muchos los coruñeses que se acercaron hasta las playas para darse un chapuzón y tomar el sol. Además, los arenales de la ciudad seguirán vigilados por los socorristas hasta el próximo 15 de septiembre, y en el caso de Orzán y Riazor el servicio se ampliará hasta el día 30.