XI Jornadas Medievales de Ávila
Acróbatas, saltimbanquis y músicos dieron color al Mercado Medieval. Antonio S. Sánchez

Acróbatas, magos, malabaristas, música medieval y un largo etcétera de espectáculos llenaron durante todo las calles del casco antiguo de Ávila para celebrar las XI Jornadas Medievales, en la que abulenses y visitantes pudieron disfrutar retrocediendo hasta el Medievo, engalanándose con sus mejores trajes de época.

Otro año más, las jornadas, dentro de las cuales destaca el Mercado Medieval, contaron con una gran participación y durante los tres días que duró la ‘fiesta grande', la capital se encontró abarrotada por miles de personas para un evento que ya se está estudiando que se convierta en una fiesta de Interés Turístico Regional, después de once ediciones en las que no para de crecer, en calidad y en cantidad, de visitantes y de puestos.

Los prolegómenos

Los actos comenzaron el lunes 27 de agosto con la inauguración de la exposición ‘Caballeros medievales. Los Señores de la Guerra', en la Casa de las Carnicerías, una nueva incorporación al programa de las jornadas en la que se podía disfrutar descubriendo los secretos de la época medieval. Armas, batallas, religiones, etc. Se dieron cita en la muestra que fue muy visitada.

Se está estudiando convertir las Jornadas Medievales abulenses en una fiesta de Interés Turístico Regional

Hasta la apertura del mercado, el viernes 31, tuvieron lugar dos actividades: un recital poético a cargo del juglar Paco Galán, amenizado con música, con la voz de Milagrosa Vela y la guitarra de Pepe Rivas; y dos conciertos, uno de música tradicional, a cargo del Duo Mayalde y otro de música sefardí que ofreció el Trío Sefarad, ambos en el Episcopio.

El Mercado de las Tres Culturas

El Mercado Medieval, al que se ha denominado Mercado de las Tres Culturas rememorando la convivencia de personas de las tres religiones monoteístas en la ciudad, abría sus puertas el viernes 31 con un pregón a cargo de ‘El Rey Sancho y su comitiva de cómicos' que dieron paso a la apertura de puestos distribuidos por todo el casco antiguo en varias zonas: el barrio judío, en la calle Reyes Católicos; el zoco árabe, en la plaza de Pedro Dávila; los mercados cristianos, en la calle Caballeros y el Mercado Chico; el poblado medieval, en la plaza de la Catedral; y el campamento militar de arqueros y la cetrería, en los jardines de San Vicente.

El mercado se dividió en zonas como el barrio judío, el zoco árabe, los mercados cristianos o los campamentos militares de arqueros y cetrería

Entre las actividades, mezcladas con los puestos y los visitantes del mercado, destacaron recitales poéticos, espectáculos de guerreros acróbatas acompañados de música, pasacalles de cristianos, árabes y judíos, todos disfrazados con sus mejores galas, exhibiciones de arquería y cetrería y teatro en la calle, con toda clase de compañías que se mezclaban entre la gente dando ambiente por unas calles que se engalanaron con banderas, paja, y un gran número de puestos, en los que se podían comer productos típicos de estas religiones, además de comprar gran cantidad de regalos de las tres culturas.

Homenaje a la cultura judía

Este año se ha dado especial importancia a la cultura judía con motivo de la VIII Jornada Europea de la Cultura Judía y en las Jornadas Medievales se programaron numerosos actos en torno a la Judería abulense. Se hicieron numerosos conciertos y se pudo degustar gran cantidad de productos sefardíes. Además, los más pequeños pudieron disfrutar de los ‘Cuentos de Sefarad', que consistía en un cuentacuentos de leyendas judías ocurridas en Ávila que se celebró en los jardines de San Vicente.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ÁVILA