Pádel
Una modalidad deportiva que puede practicarse a cualquier edad. Gomez

El pádel está dejando de ser un deporte de minorías y elitistas para convertirse en una modalidad de masas. El número de aficionados al pádel crece 10 veces más que los adictos al tenis. Así se desprende de algunas estadísticas e informes acerca de este deporte que cifran en más de un millón los asiduos a las pistas de paredes de cristal o muro y suelo de césped.

Asimismo, frente a las más de 100.000 raquetas de tenis que se vendieron el pasado año, el volumen de ventas en torno al pádel fue de más de 300.000 palas.

Hablamos por tanto, de un verdadero ‘boom' en torno al pádel en los últimos años, pero ¿es rival del tenis en todos los terrenos? Aún no.

Vivir del pádel

Mientras los eventos y campeonatos en torno al tenis tienen repercusión mundial, llevan tras de sí millones y millones en patrocinadores y dinero en premios para los jugadores de la ATP, en el pádel sólo unos cuantos jugadores de élite pueden permitirse vivir sólo de este deporte.

Así lo reconocen los propios números 1 del ranking mundial, la pareja formada por Fernando Belasteguín y Juan Martín Díaz, que se consideran privilegiados al poder vivir dedicados al pádel gracias a patrocinadores y a los torneos ganados.

Pocos jugadores profesionales de pádel pueden vivir sólo de la competición

Sin embargo, otros deben subsistir dentro del mundo del pádel ya sea gestionando un club o impartiendo clases.

La visión sobre el pádel es más que halagüeña. Empresas apuestan por el patrocinio de torneo y el número de clubes en España y Latinoamérica sigue aumentando. Todavía queda mucho mercado por invadir como el resto de Europa o Estados Unidos.

Deporte en expansión

Sin duda, el pádel es un deporte en expansión. Los gobiernos de municipios como Marbella son conscientes del aumento de afición y proyectan la construcción de nuevas instalaciones en la ciudad.

El Ayuntamiento y empresas privadas proyectan la construcción de nuevas pistas de pádel en Marbella

Las dudas sobre el origen del pádel son muchas. Hasta los propios jugadores como Belasteguín o Martín Díaz son incapaces de narrar toda la trayectoria de la modalidad hasta llegar a Marbella, aunque aseguran que los comienzos fueron en México.

El motivo de que el pádel haga contrapeso al tenis en su hegemonía como deporte de raqueta, no es otro, que la facilidad con que una persona sin apenas técnica puede empezar a practicarlo.

Además, el requisito de que sean cuatro jugadores los que estén en la pista facilita para mucho las relaciones sociales e incentiva el trabajo en equipo.

Las palas evocan a las usadas por los bañistas de las playas. No obstante, existe un barómetro de modelos según el nivel de técnica del jugador. Pero, ¿Hay tanta diferencia entre unas y otras palas de la misma categoría? Ni los propios jugadores, protagonistas de las campañas publicitarias de firmas como Puma, Vairo o Visión, saben a ciencia cierta qué responder. Lo cierto, si hay diferencias entre las palas de distinto nivel y entre las de material duro o blando.

En el caso de Belasteguín y Martín Díaz, pareja que hasta la fecha dominan la competición internacional sin rival de la PPT, utilizan marcas distintas y características. Mientras uno prefiere que sea dura para aumentar el control sobre la pelota, el segundo opta por la composición blanda para que despida más la pala y no exigirle fuerza a su brazo. Ambos dejaron el tenis para dedicarse profesionalmente al pádel. Cuatro horas diarias de entrenamiento son parte de su día a día hasta que consiguen disfrutar de unas vacaciones entre los meses de diciembre y febrero.

Para que los ingresos de estos jugadores sean equiparables a los de tenistas como Rafa Nadal habrá que esperar un par de años y sobre todo, que los medios de comunicación sigan la competición del pádel como hacen con el tenis, el baloncesto o el fútbol, por citar algunos ejemplos.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MARBELLA

Enlaces
  • www.padelprotour.com