La salida de españoles hacia el extranjero continúa su camino ascendente, tanto de aquellos que se nacionalizaron tras residir un tiempo en España, como aquellos que han nacido en nuestro país.

El incremento ha sido el menor desde que comenzó la crisisSegún el padrón de residentes en el Extranjero publicado este jueves por el INE, durante 2015 creció un 5,6% el número de personas con nacionalidad española que residen en el extranjero. A 1 de enero de 2016 se contabilizaron 2.305.030, es decir, 121.987 personas más respecto a los datos a 1 de enero de 2015.

Desde el año 2009, el primero desde que el INE publica esta estadística, el número de españoles se ha incrementado un 56,62%, aunque la subida del pasado año fue la menor desde que comenzó la crisis económica.

El INE mide el padrón de españoles en el extranjero incluyendo a todas las personas con nacionalidad española, sea o no esta su única nacionalidad, inscritas en la Oficina Consular del país en el que residen. Una criterio que según Andreu Domingo, subdirector del Centro de Estudios Demográficos (CED) distorsiona la cifra real de españoles que viven fuera de nuestro país y por lo tanto, estén infrarrepresentados en los cálculos.

Las elecciones han supuesto un componente de interés en inscribirse"Muchos han emigrado a otros países y no se han inscrito en el Consulado de ese país", explica Domingo a 20minutos. Su hipótesis se constata sobre el terreno. Según Fernando Moreno, un gaditano de 28 años que trabaja de auxiliar de enfermería en la villa inglesa de Cheltenham, ni él se ha registrado en el consulado ni ninguno de los otros 20 amigos españoles que viven en su localidad. "Dudo que esas cifras sean reales, son mucho mayores", cuenta  a 20minutos 

El CED también apunta a que las diversas convocatorias electorales en 2015 puede haber empujado al alza la cifra emigrantes. "Este año las elecciones era importantes y han supuesto un componente de interés en inscribirse, especialmente en la población más joven", dice Andreu Domingo. El otro aspecto que podría trastocar la cifra real de emigrantes además de la no inscripción es que muchos hayan fallecido sin comunicarlo al registro.

Más éxodo entre los españoles 'de cuna'

El INE contabiliza las inscripciones existentes el primer día de cada año en forma de balance, por lo que a los nuevos registrados hay que restar los que han decidido regresar a España o se han eliminado de la estadística; por ejemplo, por las defunciones a las que se refería el subdirector del Centro de Estudios Demográficos.

Sería un error pensar que todos los nuevos registrados correspondel a la llamada 'fuga de cebreros'Las nuevas inscripciones de españoles en el extranjero durante 2015 fueron 188.512. De ellas apenas 70.135 (el 37%) eran ciudadanos que habían nacido en España. Pero supone un 19,54% más que el año anterior. Y han empujado un 3,3% las personas nacidas en España que han emigrado. Hasta 766.996 españoles de origen figuraban como residentes fuera de nuestras fronteras el 1 de enero de 2016, frente a los 742.609 del año anterior.

El resto de los nuevos inscritos, sin embargo, eran extranjeros nacionalizados. Los emigrantes nacidos en España solo suponen un 33,3% del total de españoles residentes en el extranjero, mientras que el 59,5% son nacionalizados que han regresado a su país de origen. "Es importante matizar esto", comenta Domingo; "es un error pensar que todos los nuevos registrados en el extranjero corresponden a la llamada 'fuga de cerebros'.

De hecho, según el Centro de Estudios Demográficos, muchos de los que constan como españoles 'de cuna' son migrantes de arrastre, es decir, hijos de emigrantes que crecieron en nuestro país. "Es el caso de Estados Unidos", comenta Andreu Domingo: "Dentro del 34,8% de españoles que figuran como nacidos en nuestro país, figuran los hijos de todos los ecuatorianos, colombianos y dominicanos que han emigrado a Estados Unidos por el gran arraigo de estas nacionalidades en aquel país.

Argentina, EE UU y Reino Unido, los países que recibieron más españoles

Dos continentes reflejan especialmente la 'vuelta' a la patria de los nacionalizados españoles: América (el 72,4% de los emigrados allí son originariamente de este continente) y África (el 46,5%), mientras que la emigración a Europa, Asia y Oceanía presenta un mayor porcentaje de traslados entre las personas nacidas en España.

El destino de los españoles se reparte por los cinco continentes, pero Asia ha sido la región donde se ha registrado un mayor crecimiento; la comunidad española que vive en la región asiática ha crecido un 12,3% hasta alcanzar las 34.190 personas. Sin embargo, en cifras absolutas, sigue siendo América la residencia preferida de los exiliados: hasta 1.454.424 españoles viven en aquel continente, un 5,1% más que hace un año.

Los países que han recibido más emigrados españoles durante el último año ha sido Argentina (se sumaron 16.230 más, hasta 439.236) seguida por Estados Unidos (11.628 personas más) y Reino Unido (11.182), aunque el mayor crecimiento de emigración se registró el año pasado en dos países latinoamericanos: Ecuador (21,3%) y Bolivia (un 20%).

eMIGRACION

Solo un país —de los que mide el INE, los que tienen más de 10.000 residentes españoles— ha visto disminuir el número de españoles en su territorio: Venezuela. Son 188.025 ciudadanos de nuestro país los que viven en tierras venezolanas, 2.576 menos que a comienzos del año pasado. "Tal y como está allí la situación política, es normal que los que tengan nacionalidad española intenten regresar a nuestro país", asegura Domingo.

Está surgiendo una realidad transnacional de españoles con orígenes diferentesEl experto del Centro de Estudios Demográficos pide prestar atención a un aspecto importante. "Está surgiendo una realidad transnacional de españoles con orígenes diferentes", comenta Andreu Domingo. Y esto, a su juicio es un "potencial" para España cuando la recuperación económica sea un hecho y puedan regresar a nuestro país para aportar su fuerza de trabajo y sin trabas judiciales... porque ya tienen la nacionalidad española.