El mes de agosto concluye con 220 víctimas en las carreteras españolas, a la espera de los datos definitivos emitidos por la Dirección General de Tráfico (DGT). Esto supone un 4,3 % menos de víctimas de las ocurridas el año anterior en el mismo periodo.

La segunda quincena de agosto concluyó con diez muertos menos en las carreteras que en el mismo período del año pasado, según adelantó hoy el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien consideró que el carné por puntos todavía no ha agotado su potencialidad.

Esfuerzo

Pérez Rubalcaba, recordó que en la primera quincena de agosto "las cosas iban muy mal" en la siniestralidad, por lo que tanto él como el máximo responsable de la Dirección General de Tráfico realizaron un "esfuerzo" de concienciación a los ciudadanos para intentar mejorar ese balance.

Un esfuerzo al que contribuyeron los medios de comunicación y que, según el titular de Interior, "ha dado sus frutos", ya que la segunda quincena de agosto fue menos trágica que la primera e, incluso, mejor que los últimos quince días de ese mes de 2006, con diez muertos menos.

No obstante, reconoció que el balance final de agosto "no es tan bueno como esperábamos" e insistió en la necesidad de "seguir apretando y trabajando" para evitar el mayor número de muertes posibles en las carreteras.

Pérez Rubalcaba se mostró convencido de que el carné por puntos "todavía no ha agotado su potencialidad" y "sigue siendo un buen instrumento" como lo demuestra, dijo, el resultado de la segunda quincena de agosto.