Un joven de 26 años, vecino de Bermeo (Vizcaya), ha fallecido hoy cuando trabajaba en la cercana localidad de Mundaka al recibir una fuerte descarga eléctrica que hizo que cayese al suelo desde una altura de cinco metros, según informó el sindicato ELA en un comunicado.

Según esta central, que anuncia en su nota la convocatoria de un acto de protesta por esta nueva muerte en accidente laboral para el próximo lunes, con este accidente, ocurrido según ELA poco antes del mediodía, ya son 65 los trabajadores que han perdido la vida en su puesto de trabajo en el País Vasco durante lo que va de año.

El sindicato nacionalista mayoritario en la CAV achaca esta alta siniestralidad a la precariedad laboral, la subcontratación, la temporalidad, los ritmos de trabajo y la falta de medidas de seguridad.

"En este caso (concluye la nota en referencia al accidente ocurrido hoy en Mundaka-, al dramatismo de cualquier muerte en accidente laboral, se le añade la juventud del trabajador, que estaba subcontratado por la empresa principal".

Otro trabajador, herido

Un hombre de 39 años y vecino de Durango, A.M.Z.M., resultó ayer herido en un accidente laboral ocurrido en una empresa del municipio vizcaíno de Abadiño.

Según informó la Asociación de Ayuda en Carretera, DYA, a las 22.50 horas recibió un aviso para atender a un hombre que acababa de sufrir un accidente laboral en Abadiño.

Hasta el lugar se desplazó una ambulancia de la DYA, que atendió y trasladó a la víctima al Hospital de Galdakao, con lesiones de pronóstico reservado.