El Gobierno de Aragón analizará el próximo martes las medidas que se pueden adoptar para hacer efectivo el pago de la paga extra que está pendiente de abonar a los funcionarios desde 2012, tras el rechazo en el Parlamento regional de la modificación del Presupuesto de la Comunidad de 2016.

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno, se ha reunido este miércoles junto al director general de Función Pública y Calidad de los Servicios, Ignacio Zarazaga, con el presidente de CSIF en Aragón, Pablo Asín, y la secretaria general de la sección sindical de UGT en el Gobierno de Aragón, Alicia Hernández, para estudiar la situación generada por el rechazo de las Cortes a la modificación presupuestaria con la que se preveía hacer frente este mes al abono de la parte correspondiente de la paga extra pendiente.

A pesar del rechazo a dicha modificación en la Comisión de Hacienda de las Cortes el pasado lunes, el Gobierno de Aragón ha puesto de manifiesto su voluntad de cumplir los acuerdos suscritos en su día con la mayoría de la Mesa General de la Función Pública.

El acuerdo sobre diálogo social, medidas retributivas y condiciones de trabajo que incluía el pago del 75% de la paga extra pendiente desde 2012 fue suscrito en su día con CSIF y UGT —que suman el 50,09% de la representación en el máximo órgano de negociación entre el Ejecutivo y los trabajadores de la Administración autonómica—, a cuyos dirigentes se ha insistido en que se va a trabajar en la dirección de cumplir lo pactado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.