Una de cada 100 embarazadas infectadas por el zika puede tener un bebé con microcefalia

  • Un estudio realizado en 2013 y 2014 en la Polinesia francesa y publicado ahora apoya el consejo de la OMS de que las embarazadas se protejan de mosquitos.
  • El mayor riesgo se presenta durante el primer trimestre de gestación.
  • "Queda por ver si nuestros hallazgos son aplicables a otros países de la misma manera", afirma el codirector del informe.
Un mosquito Aedes Aegypti, que transmite el virus del Zika, en un laboratorio en San Salvador.
Un mosquito Aedes Aegypti, que transmite el virus del Zika, en un laboratorio en San Salvador.
EFE

Una de cada 100 mujeres infectadas con el virus del Zika durante el embarazo puede tener un bebé con microcefalia, según ha mostrado un estudio realizado entre 2013 y 2014 en la Polinesia francesa y que ha sido publicado en la revista médica The Lancet.

Aunque se necesitan más investigaciones para entender los mecanismos biológicos por los que el zika podría causar microcefalia, los expertos consideran que estos hallazgos apoyan el consejo lanzado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que las mujeres embarazadas deben protegerse de los mosquitos.

"Nuestro análisis apoya firmemente la hipótesis de que la infección por el virus durante el primer trimestre del embarazo se asocia a un mayor riesgo de microcefalia", ha comentado el codirector del estudio y experto del Instituto Pasteur de Francia, Simon Cauchemez.

Emergencia mundial

El pasado 1 de febrero, la OMS declaró emergencia mundial el brote del virus del Zika al extenderse por América Latina y considerar que estaría relacionado con la aparición de microcefalia en recién nacidos. El organismo ha avisado de que se está extendiendo rápidamente y de que ya hay 31 países afectados.

Antes de esta declaración de alarma, en octubre de 2013 el grupo de investigadores de la Polinesia francesa comenzó a analizar un brote en la zona, el cual alcanzó su punto máximo en diciembre de 2013 y finalizó en abril de 2014. Durante el proceso, se detectaron ocho casos de microcefalia, de los cuales tres eran de recién nacidos.

Con estos datos, y tras analizar el número de consultas semanales por zika, los análisis de sangre y los nacimientos producidos durante el brote, los científicos compararon el número de casos esperados de microcefalia en diferentes escenarios de riesgo con los que finalmente se produjeron durante esa época en la Polinesia francesa.

De esta forma, comprobaron que el primer trimestre del embarazo estaba vinculado a un mayor riesgo de enfermedad en los bebés. Concretamente, estimaron que 95 de cada 10.000 mujeres embarazadas e infectadas durante los tres primeros meses de embarazo podrían tener un hijo con microcefalia.

"Queda por ver si nuestros hallazgos son aplicables a otros países de la misma manera", ha reconocido el investigador. El profesor de Medicina Experimental en el Imperial College de Londres, Peter Openshaw, ha recordado que un estudio realizado por expertos brasileños, y con datos todavía preliminares, estima el riesgo de que un bebé nazca con microcefalia si su madre ha sido infectada por el virus durante el embarazo en más de un 20%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento