Putin ordena la retirada de la "mayor parte" de las tropas rusas de Siria

Ciudadanos sirios caminan entre escombros en la ciudad de Alepo, una de las más castigadas por la guerra siria.
Ciudadanos sirios caminan entre escombros en la ciudad de Alepo, una de las más castigadas por la guerra siria.
GTRES
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó este lunes la retirada de las fuerzas rusas que llevaban a cabo una operación de bombardeos aéreos en Siria desde el pasado 30 de septiembre, por considerar que han cumplido su misión.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó este lunes la retirada de las fuerzas rusas que llevaban a cabo una operación de bombardeos aéreos en Siria desde el pasado 30 de septiembre, por considerar que han cumplido su misión.

"Creo que la tarea que nuestras fuerzas armadas y el ministerio de Defensa tenían por delante se ha cumplido totalmente, por eso ordeno al ministro de Defensa que desde este martes comience la retirada de la mayor parte de nuestras fuerzas en Siria", anunció Putin, en una reunión con responsables de Defensa y Exteriores difundida por lo medios rusos.

La intervención militar de Rusia, aliada del régimen de Damasco, en el conflicto ha permitido el avance del ejército sirio en los últimos meses en distintas partes del país. Putin recordó que Rusia utilizó durante esos seis meses cazas, bombarderos, submarinos, buques de guerra y misiles antiaéreos y "que utilizaron el armamento más moderno" en su lucha contra el terrorismo.

La decisión de este lunes se produce en medio de la reanudación este lunes de las negociaciones de paz indirectas entre el Gobierno sirio y la principal alianza opositora, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), en Ginebra, auspiciadas por la ONU.

El repliegue este martes de los efectivos rusos coincidirá con el quinto aniversario del conflicto en el país árabe, donde más de 270.000 personas han fallecido por la violencia, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Las hostilidades se han reducido en las últimas semanas por un alto el fuego, que todavía sigue vigente, acordado por Washington y Moscú, y que han aceptado tanto las autoridades sirias como la CSN.

Agradecimiento de Al Asad

Por su parte, la Presidencia siria confirmó este lunes que "la reducción" de las fuerzas rusas en el país árabe fue acordada tras una conversación telefónica entre el mandatario sirio, Bachar al Asad, y el ruso, Vladímir Putin.

Según informó el Kremlin, Putin ha llamado por teléfono esta noche a Asad, a quien comunicó la decisión y señaló que Rusia mantendrá en Siria su base aérea de Jemeim y su capacidad aérea para poder controlar el cumplimiento del alto el fuego.

"Nuestras bases, la marítima en Tartus y la de aviación en el aeródromo de Jemeim seguirán funcionando. Deben ser defendidas por tierra, mar y aire", precisó Putin durante una reunión con responsables de Defensa y Exteriores difundida por lo medios rusos.

En un comunicado, la oficina del jefe de Estado sirio explicó que ambas partes resolvieron "disminuir el número de las fuerzas aéreas rusas en Siria, en concordancia con la situación actual sobre el terreno".

La nota destacó que esta decisión se ha tomado "después de los éxitos logrados sobre el terreno por el ejército sirio, en cooperación con la aviación rusa, en la lucha contra el terrorismo, el retorno de la seguridad a varias zonas y el aumento de las reconciliaciones en el país".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento