La ONU anuncia que mantendrá tres rondas de negociaciones para tratar la paz en Siria

  • Las negociaciones han comenzado este lunes a las 10.00 horas.
  • El enviado especial de la ONU en Siria, Staffan De Mistura, ha manifestado que "habrá intentos de hacer colapsar" los pactos de paz.
  • Con respecto al proceso, reiteró que las partes no se reunirán directamente.
El presidente sirio, Bachar Al Asad, en una entrevista con la prensa.
El presidente sirio, Bachar Al Asad, en una entrevista con la prensa.
EFE
La intención del régimen sirio de poner la continuidad de Bachar al Asad como una "línea roja" en las conversaciones de paz se topó con el rechazo de Estados Unidos y de sus socios europeos, que la calificaron como una "provocación".En las negociaciones que han comenzado este lunes en Ginebra, después de seis semanas de receso y con la intención de discutir lo más pronto posible las fórmulas para una transición política como única salida viable a la situación de Siria.

El enviado especial de la ONU en Siria, Staffan De Mistura, comenzó este lunes su ronda con una reunión formal con la delegación gubernamental, liderada por el embajador sirio ante Naciones Unidas, Bashar Jaafari, y posteriormente con los representantes de la Comisión Suprema de las Negociaciones (CSN), presidida por Assad Al Zoubi.

En las negociaciones que han comenzado este lunes a las 10.00 horas en Ginebra, después de seis semanas de receso y con la intención de discutir lo más pronto posible las fórmulas para una transición política como única salida viable a la situación de Siria, de Mistura ha manifestado su intención de celebrar tres rondas de negociaciones de paz y tener al final de las mismas una "hoja de ruta clara" para la resolución política del conflicto.

Su idea es poder mantener estas negociaciones durante diez días, hasta el 24 de marzo; tras una pausa de siete a diez días comenzará una segunda de dos semanas, y, tras otro receso, convocará la tercera y última. "Tras las tres rondas, espero que al menos tengamos una hoja de ruta clara, no estoy diciendo un acuerdo, pero al menos una hoja de ruta clara porque eso es lo que Siria está esperando de todos nosotros".

Durante la reunión ha confirmado que la ronda negociadora que empieza este lunes y concluirá el día 24 de marzo y siete días después comenzará una segunda de dos semanas para convocar, tras otro receso, la tercera y última. El mediador de la organización ha agregado también que probablemente no habrá al término de esas rondas un acuerdo final para la transición política en Siria, pero sí una fórmula clara de cómo conseguirlo.

De Mistura ha manifestado que si el gobierno y la oposición siria no muestran voluntad de avanzar en estas discusiones acudirá a las potencias que respaldan a cada parte para resolver el problema. "Si no observamos ninguna voluntad de negociar, llevaremos el asunto de vuelta a Estados Unidos y Rusia".

No hay plan B

Asimismo, advirtió de que habrá intentos de hacer colapsar las negociaciones de paz para Siria que se reanudan en Ginebra. "Habrá intentos de estropear estas conversaciones con incidentes... habrá una retórica pública sobre precondiciones, pero este es el momento de la verdad y de aprovechar la oportunidad", declaró a la prensa.

"La ONU va a facilitar, mediando, estimulando el proceso, pero realmente los que tienen el poder de obtener la paz son los miembros del ISSG (Grupo Internacional de Apoyo a Siria), los miembros del Consejo de Seguridad y obviamente las partes sirias", explicó el enviado especial. Precisamente, estas potencias —además de Washington y Moscú, Ankara, Riad, y otros países con influencia— seguirán el proceso de cerca desde los dos Grupos de Trabajo: el del cese de las hostilidades y el de ayuda humanitaria.

"Los dos grupos de trabajo se van a seguir reuniendo de forma simultánea para centrarse en los dos temas y que estos no sean una distracción sobre el foco para el proceso político", explicó el mediador. "Queremos usar estos grupos de trabajo para que contribuyan a las conversaciones", dijo De Mistura y añadió que, para ello, se asegurarán de que "los negociadores se centran en la transición política y no en otros temas".

Respecto al resultado de los dos grupos de trabajo, explicó que si bien el cese de hostilidades "es frágil" se ha mantenido de forma general. Similar evaluación hizo de la distribución de asistencia humanitaria, dado que si bien 7 de las 18 zonas bajo sitio no han recibido aún ayuda  —seis sitiadas por el Gobierno y una por el Estado Islámico—, 150.000 personas se han beneficiado hasta ahora de los convoyes humanitarios.

Con respecto al proceso propiamente dicho, el enviado de la ONU reiteró que se tratará de "conversaciones de proximidad", en las que las partes no se reunirán directamente volvió a poner la presión a las partes recordando que no hay plan B a las negociaciones.

"El único plan B disponible es volver a la guerra. A una peor de la que tenemos ahora", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento