Kerry y Lavrov
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry (izqda.), estrecha la mano del ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, en un encuentro celebrado en 2014. EFE

Rusia se mostró este domingo dispuesta a coordinar sus acciones militares con Estados Unidos para arrebatar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) el control de la ciudad de Al Raqa, el mayor bastión yihadista en Siria.

"Estamos dispuestos a coordinar nuestras acciones con los americanos, ya que Al Raqa está en el este de Siria y allí actúa principalmente la coalición estadounidense", dijo el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en declaraciones al canal REN TV. Lavrov subrayó que Al Raqa "es la principal ciudad del Califato proclamado por el EI en territorio sirio".

"Seguramente no desvelo ningún secreto si digo que llegado un momento los americanos propusieron distribuir el trabajo: la aviación rusa se concentra en liberar Palmira y la coalición, con apoyo ruso, se centra en Al Raqa", destacó.

Estados Unidos entiende que no sólo hay que intercambiar información para no derribarse aviones

El ministro ruso considera que "Estados Unidos entiende que no sólo hay que intercambiar información para no derribarse (aviones), sino que debemos coordinar realmente nuestras acciones en la lucha contra el terrorismo, de lo contrario no lograremos nuestro objetivo".

También se refirió a que aunque el Pentágono no lo admita oficialmente, en estos momentos Rusia y EE UU ya coordinan sus acciones sobre el terreno a través de canales militares.

"Hemos establecido una línea telefónica de contacto entre sus mandos en la capital de Jordania (EE UU) y aquellos que dirigen la operación (aérea rusa) en la base siria de Jmeimim. Además, oficiales rusos y estadounidenses están presentes en Ginebra", subrayó.

Precisamente, destacó que el asunto de la ausencia de legitimidad de la operación estadounidense en Siria sin el beneplácito de Damasco ha pasado a un segundo plano gracias a la coordinación militar entre Rusia y EE UU.