La punta de la crecida ordinaria del Ebro ha pasado por la capital aragonesa sin causar afecciones, ha informado el consejero de Servicios Públicos del Ayuntamiento, Alberto Cubero.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha concretado que la punta ha llegado esta mañana y, "a partir de ahora, la situación de estabiliza y va en descenso".

Además, ha comentado que la crecida no ha superado los 1.500 metros cúbicos por segundo, por tanto, "no ha llegado a la cota de 1.800 que es cuando nosotros decretamos alerta por crecida".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.