El secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, se ha convertido, con el apoyo del 97,14 por ciento de los compromisarios que han votado en el congreso del PP de Pontevedra, en el nuevo presidente provincial de la formación. Toma las riendas de manos de Rafael Louzán, quien se ha despedido tras 16 años de mandato y después de renunciar, esta misma semana, a su acta de concejal en Ribadumia.

Como núcleo fuerte de su equipo, el más "reducido" de los últimos años, estarán el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, que será el secretario general; la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, como vicepresidenta; y la portavoz municipal del PP en Vigo, Elena Muñoz, como vicesecretaria general.

En su elección, Rueda ha estado arropado por la plana mayor del partido en Galicia, con Alberto Núñez Feijóo al frente; el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, a quien acompaña Javier Arenas este fin de semana en Pontevedra; y la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, entre otros destacados dirigentes de la formación y del Ejecutivo gallego.

El número dos de Alberto Núñez Feijóo en el Gobierno de la Xunta y en el PP gallego, que se ha mostrado visiblemente emocionado en su discurso y ha recordado a su padre, anunció a principios de febrero su candidatura para presidir el partido de Pontevedra, una decisión que asume con el encargo de 'recomponer' y relanzar una provincia en la que los populares han perdido apoyos electorales.

Con la elección de Rueda se cierra el proceso de congresos provinciales del PPdeG y el punto de mira se pone en el cónclave autonómico, a la espera de que Feijóo, quien tiene una conversación pendiente con Mariano Rajoy sobre su futuro, ponga sus cartas boca arriba y anuncie si opta o no a un tercer mandato. Hasta el congreso gallego, Rueda seguirá como secretario general del partido.

Encargo de feijóo

Es un encargo directo de Feijóo a la persona que lo acompaña en la dirección del partido desde que, hace diez años, asumió las riendas del PP gallego sucediendo al fallecido Manuel Fraga.

Feijóo, que habló con Rueda —en palabras de éste— "largo y tendido" antes de cerrar esta decisión, le ha pedido que asuma la 'baronía' pontevedresa (por primera vez Rueda tendrá un peso territorial definido en el PPdeG), aunque el dirigente popular confesó en una entrevista con Europa Press que él "para nada quiere ser un barón".

El presidente de la Xunta recuperó en diciembre de 2012 para Alfonso Rueda la cartera autonómica de la Vicepresidencia, después de una primera legislatura en la que el candidato pontevedrés ya había sido conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, departamento en el que siguió y que continúa dirigiendo desde 2009.

Además, en la última remodelación de su gobierno en 2015, Feijóo mantuvo a Rueda con el mismo peso que le había dado en 2012, aunque aprovechó los cambios y la ampliación de su gabinete para incorporar caras nuevas como el ferrolano José Manuel Rey Varela, que asumió un departamento de nueva creación, la Consellería de Política Social.

Cierre del proceso provincial

Precisamente, tras la renovación de las cúpulas provinciales de Ourense, Lugo y A Coruña, el de Rueda es el último congreso provincial. Siguiendo el calendario dado por el presidente gallego, ahora tocará convocar el cónclave autonómico, al que Feijóo, pendiente de una conversación con Rajoy —que dio a entender que no se producirá este domingo—, aún no ha desvelado si se presenta.

Mientras Feijóo deshoja la margarita de su futuro político, en un marco de incertidumbre en el Estado, Rueda es una de las voces del partido que le han señalado como "el mejor candidato". Este mismo sábado ha vuelto a lanzar un mensaje en la misma línea, además de dar por hecho en su intervención que el congreso gallego se celebrará en mayo.

Frente a quienes entienden que redireccionar a Rueda a Pontevedra evidencia que el hasta ahora 'delfín' se aparta de una posible carrera sucesoria si Feijóo, a quien su número dos ha estado ligado en su trayectoria política, se va; otras voces remarcan que continuará siendo vicepresidente de la Xunta y recuerdan que para ser presidente de la Xunta basta con tener acta en el Parlamento autonómico, condición que mantiene.

Experto en administración local

Alfonso Rueda Valenzuela (Pontevedra, 1968), es licenciado en Derecho por la Universidade de Santiago de Compostela y tiene el diploma de Directivo de la Xunta.

Es funcionario de la Administración Local, con habilitación nacional y categoría superior, y ha sido secretario de los ayuntamientos de Cervantes, A Cañiza y Cambados, así como secretario interventor de la mancomunidad de Paradanta.

Comenzó en la Administración autonómica como jefe de gabinete de la Consellería de Xustiza, Interior e Relacións Laborais y en 2000, con Manuel Fraga como presidente de la Xunta, fue nombrado director xeral de Administración Local.

Hasta 2009 no fue elegido diputado en el Parlamento de Galicia, cuando, al lado de Feijóo, los populares lograron recuperar la mayoría absoluta perdida en 2005 y, con ella, volver a ocupar San Caetano. Entonces, el líder del PP lo nombró conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.