Incendios forestales Grecia
Fotografía tomada del satélite de la Nasa 'Aqua' que muestra varios incendios que arrasan las superficies forestales en la península del Peloponeso (Grecia). ( EFE / NASA). EFE / NASA

La situación en el Peloponeso por los incendios que arrasan esa región del suroeste de Grecia por cuarta jornada consecutiva es trágica. Ante la devastación causada por los incendios forestales en Grecia, crecía este lunes el malestar y la indignación entre la población, que acusa al Gobierno del conservador Costas Karamanlis de ineptitud e ineficacia en la lucha contra las llamas.

Los fuegos han arrasado parte del Peloponeso, y el balance de víctimas ya ha alcanzado la cifra de 63 muertos, además de otras 3.000 personas que han perdido sus hogares, informaron las autoridades locales.

El ejecutivo, especialmente presionado a tan sólo 20 días de las elecciones legislativas adelantadas el 16 de septiembre, ha emitido recompensas de entre 100.000 y un millón de euros para encontrar a los pirómanos, responsable de estos fuegos.

"Solos ante el peligro"

En las zonas más afectadas, sobre todo en la península del Peloponeso, al oeste de Atenas, la desesperación e ira de los afectados aumentaban hora tras hora. Muchos habitantes de aldeas calcinadas o amenazadas por las llamas aseguran en declaraciones a las emisoras locales que las autoridades les dejaron solos ante el peligro.

"El Gobierno es inepto, no puede protegernos. La organización de los trabajos de extinción fue pésima", dijo uno de los afectados en declaraciones a una televisión local. Otros criticaban ante las cámaras que sólo el cuarto día del siniestro se puso en efecto un plan de acción para evacuación.

"La situación mejora"

Mientras, el Gobierno trató de calmar los ánimos y el ministro de Orden Público griego, Byron Polídoras, dijo que "la situación mejora, pero tenemos aún problemas con frentes de incendios en las prefecturas de Ilias, en Mesinia y Arcadia en el Peloponeso y en la isla de Eubea".

Polidoras agregó que Grecia se enfrenta a "amenazas asimétricas" y aseguró que "tenemos indicios, testimonios y pruebas", sobre personas que supuestamente han prendido fuegos intencionalmente.

La fuerza aérea del ejército griego evacuó este lunes a los habitantes de algunas localidades cerca de Olimpia, ante el avance imparable de las llamas.