Manteros en Barcelona.
Los manteros conviven con los comerciantes en Barcelona y buscan una solución a su situación ilegal. ATLAS

Más sanciones a los clientes de los manteros y planes de ocupación de 12 meses para estos vendedores ilegales. Estas son algunas de las medidas que prevé el gobierno municipal barcelonés de Ada Colau tras las dos primeras reuniones de la Mesa de Ciudad para abordar el fenómeno del top manta.

El comisionado de Seguretat, Amadeu Recasens, explicó que están «estudiando cómo intensificar» la actividad sancionadora hacia los compradores y que hasta el momento  se les han puesto multas pero «no era una prioridad» y ahora pasará a serlo. El año pasado, según datos que facilitó el consistorio a 20minutos, se impusieron multas a 232 clientes, un 12,6% más que en 2014 (206), por un importe de 180 euros.

El año pasado se impusieron multas a 232 clientes, un 12,6% más que en 2014 (206) por un importe de 180 euroRespecto a la presión sancionadora hacia los vendedores, afirmó que está previsto mantenerla –en 2015 se les pusieron 63.000 denuncias, un 16,3% menos que en 2014 (75.237)–.

Evitar el efecto llamada

En cuanto a los planes de ocupación de un año que se ofrecerá a los manteros, estos incluirán formación e irán dirigidos a los que estén en situación irregular –alrededor de 280 de los 400 que hay en Barcelona– y residan en la ciudad al menos desde julio de 2015 para evitar el efecto llamada.

La teniente de alcalde de Drets Socials, Laia Ortiz, explicó que por el momento hay planes para 16 personas que están identificadas y los empezarán «en breve», y que el número irá subiendo en función de la demanda. Según sus previsiones, «difícilmente» todos los vendedores querrán seguirlos, por lo que se prevé poder ofrecer entre 80 y 90 durante este mandato. Sobre los manteros en situación regular, recordó que pueden acceder a los mismos planes de empleo que los demás ciudadanos.

Tarjeta de residentes

Otras medidas que se contemplan para luchar contra el top manta son facilitar a los vendedores una tarjeta de residente para que puedan acceder a los servicios municipales, estudiar la creación de un mercado social que los integre a ellos y a otras personas en riego de exclusión y poner en marcha un proyecto de cooperativa para canalizar la venta.

También se insistirá a los Mossos d’Esquadra para que actúen en los almacenes de falsificaciones del área metropolitana, y a la Policía Portuaria para que controle más la entrada de mercancías por el puerto. Además, se establecerán convenios de cooperación entre la Guàrdia Urbana y los Mossos para intervenir en pisos de la ciudad que se utilizan como almacén.

Por otro lado, según aseguró el secretario general de la Confederació de Comerç de Catalunya, Miguel Ángel Fraile, la Fiscalía se ha comprometido con los comerciantes a actuar «de oficio» contra las redes de distribución de productos falsificados.  «Le hemos pedido amparo porque ponemos en duda que desde las administraciones se trabaje suficientemente para frenar el top manta», apuntó Fraile, y añadió que se plantean «denunciar a autoridades responsables».

Los manteros preparan una concentración en Canaletes el próximo sábado

Al respecto, el presidente de la Mesa de Ciudad del Ajuntament, Jordi Coronas, hizo un llamamiento a la responsabilidad para «evitar que la tensión se convierta en conflicto». 

Los manteros denuncian "traición"

Desde el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona afirmaron sentirse «engañados y traicionados» porque el Ajuntament les había «hecho creer» que se iban a priorizar las medidas sociales para ellos y sin embargo «se están triplicando los decomisos». Aseguraron, asimismo, que no se les ha informado de que existan planes de ocupación para ellos, una alternativa que consideraron positiva. «Queremos dejar de vender en la calle», afirmaron. Preparan una concentración en Canaletes el sábado. 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.