El líder de la oposición en el consistorio tarraconense, cabeza de lista de CiU en las pasadas elecciones municipales del 27 de mayo, ex-presidente de la Diputación de Tarragona, y sucesor del que fue alcalde Joan Miquel Nadal, Joan Aregio, se ha desmarcado de la forma en que llevó a cabo el anterior Gobierno local -del cual formó parte- el delicado asunto del Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM).

Joan Aregio El POUM se aprobó el pasado 15 de mayo, en plena campaña electoral, y dividió al consistorio en dos que dio el visto bueno al proyecto por tan solo un voto: CiU, PP, Grupo Mixto y un concejal no adscrito, votaron a favor; PSC, ERC, ICV, se opusieron.

Aregio, en una carta dirigida a los ciudadanos de Tarragona y publicada en el Diari de Tarragona este pasado fin de semana, ha manifestado su intención de apoyar las alegaciones que los vecinos afectados por el POUM presenten, y de momento el Ayuntamiento ya ha recibido 4.387 reclamaciones, de las que más de 3.000 son de afectados directos por expropiaciones de viviendas.

El PSC no cumple, según Aregio

Para Aregio, CiU cometió un error casi imperdonable y fue el de no "haber explicado correctamente las consecuencias que la nueva planificación urbanística comportaba en unas zonas muy concretas de la ciudad". El líder del hasta mayo partido de Gobierno, en coalición con el PP, entona el mea culpa y asegura que: "puedo decirles que lo siento, que lo sentimos".

En la carta hay un desmarque de la política llevada a cabo por el que fuera su jefe de filas y alcalde de la ciudad, Nadal
En la misiva, sobre todo, hay un desmarque claro de la política llevada a cabo por el que fuera su jefe de filas y alcalde de la ciudad, Nadal: "¿...de haber tenido la responsabilidad, hubiera informado a todos y cada uno de los vecinos afectados antes de presentar el POUM para su aprobación inicial? Sin ninguna duda."

Pero no todo es tirarse piedras sobre su tejado. Aregio acusa al PSC de no cumplir con su palabra, ya que durante la campaña electoral de las municipales, según el político de CiU, el PSC aseguró que si llegaba a gobernar la ciudad retiraría el POUM. El PSC ostenta la alcaldía, forma Gobierno junto a ERC e ICV, y no retirará el proyecto urbanístico, pese a que desde el PSC sí se ha admitido que se realizarán los cambios necesarios en él.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TARRAGONA.