Una veintena de arqueólogos de distintas universidades españolas ha concluido su campaña estival de excavaciones en la sima de las cuevas de Fuentes de León (Badajoz), que ha arrojado el descubrimiento de una nueva gruta con formaciones geológicas vírgenes y el hallazgo de más útiles y restos humanos.

Restos romanos

El equipo, procedente de las universidades de Extremadura, Cataluña y Andalucía y dirigido por el extremeño Hipólito Collado, ha extraído también de las capas superiores de la excavación restos romanos como lucernas, cerámicas y vasijas, algunas de las cuales han aparecido completas, sin fracturas y con su decoración labrada perfectamente conservada.

La guía de las cuevas y copartícipe en la excavación, María Luisa Giles, ha destacado el hallazgo de la nueva galería en el interior de la Cueva de Postes, que presenta unos dos metros de altura por poco más de uno y medio de anchura, aunque se presume que pueda ser de dimensiones aún mayores porque no se ha culminado su horadado.

Se quedaron sorprendidos con sus formaciones geológicas completamente vírgenes

Los arqueólogos lograron entrar en ella arrastrándose y una vez en su interior se quedaron sorprendidos con sus formaciones geológicas completamente vírgenes, estalagtitas, estalagmitas y coladas "de gran belleza, pureza y valor, puesto que nunca han sido afectadas por la mano del hombre", dijo.

Ahora barajan la posibilidad de denominar a esta cavidad 'Gruta de Castro Verde' en reconocimiento al nombre del municipio portugués del que es natural el espeleólogo luso miembro del equipo que la ha descubierto.

Útiles

Además de la gruta, han aparecido diversos útiles, como cuchillos de siles y hachas que, a falta de un análisis detallado, podrían pertenecer al periodo comprendido entre el Paleolítico y el Neolítico, así como numerosos restos óseos humanos aislados, sin que se haya extraído ningún esqueleto íntegro como sí ocurrió en excavaciones anteriores.

Todos los restos extraídos han sido enviados a los laboratorios de la Universidad de Granada para su análisis y datación por parte de dos antropólogas del equipo, tras lo que serán depositados en el Museo Arqueológico de Badajoz.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ