Muere el líder máximo de Estado Islámico en un ataque aéreo de Estados Unidos

  • El ataque tuvo lugar en la ciudad siria de al-Shadadi el pasado 4 de marzo.
  • Abu Omar al-Shishani, 'El Checheno', es un antiguo miembro de la unidad élite de ejército de Georgia.
Un niño observa a soldados patrullando cerca de la frontera con Libia en Ben Gardane, Túnez
Un niño observa a soldados patrullando cerca de la frontera con Libia en Ben Gardane, Túnez
EFE/Stringer

El ejército de Estados Unidos y el Pentágono evalúan si Omar 'El Checheno', líder de Estado Islámico, ha muerto en un ataque aéreo, según informó este martes el portavoz del Departamento de Defensa de EE UU, Peter Cook.

El Pentágono confirmó también en un comunicado el ataque del 4 de marzo en el que habrían fallecido otros doce combatientes del grupo yihadista cerca de la localidad de Al Shadadi, en la provincia nororiental de Al Hasaka, fronteriza con Turquía.

Abu Omar al-Shishani, conocido como 'El Checheno' por su origen georgiano, es uno de los comandantes con más peso en el grupo terrorista. Luchó además en las fuerzas armadas de su país durante la corta guerra con Rusia de 2008.

"Es un líder probado en la batalla que lideró a combatientes del Estado Islámico en varios enfrentamientos en Irak y en Siria", dijo Cook respecto al terrorista.

"Su potencial extracción de la línea de batalla impactaría negativamente en la habilidad del Estado Islámico de reclutar combatientes extranjeros, especialmente aquellos que provienen de Chechenia o de las regiones del Cáucaso, y degradaría su capacidad de coordinar ataques y defender fuertes como Raqqa (Siria) y Mosul (Irak)", agregó.

Se estima que Shishani comenzó a luchar en brigadas rebeldes de la guerra civil siria en 2012 y que uno o dos años después se unió al grupo Estado Islámico, donde ocupó destacado puestos militares incluyendo el de "ministro de guerra", según el Pentágono.

En el momento del ataque, Shishani había sido mandado a Al Shadadi para reforzar a combatientes del Estado Islámico después de derrotas estratégicas a manos de las fuerzas locales que Estados Unidos apoya, interrumpiendo las operaciones del Estado Islámico en la frontera entre Siria e Irak, añadió Cook.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por la cabeza de Al Shishan y lo incluyó en su lista de terroristas internacionales en 2014.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento