La administración política de la región de Waziristán del Sur, en pleno cinturón tribal paquistaní, ha decidido excarcelar a diez insurgentes a cambio de los 15 miembros de las fuerzas de seguridad rehenes de las milicias pro-talibanes, según ha informado este lunes una fuente oficial.

Según ha declarado al canal televisivo Geo Tv el líder de la administración local, Hussain Zada, ambas partes han llegado este domingo a un acuerdo por el cual el bando gubernamental liberará "pronto" a los presos.

Tras la excarcelación, los captores liberarán a su vez a los quince secuestrados, gracias en parte a la mediación del diputado nacional Merajuddin, oriundo de la región, que lideró las conversaciones a la cabeza de un comité de 25 ancianos tribales.

Hemos tenido éxito en nuestros esfuerzos

"Hemos tenido éxito en nuestros esfuerzos", decía Merajuddin a Geo Tv, sin precisar cuándo tendrá lugar la liberación.

El consejo tribal se había reunido este sábado, el mismo día que fueron secuestrados en la región, fronteriza con Afganistán, un oficial militar, dos de sus guardaespaldas y un funcionario del Gobierno.

Las áreas tribales paquistaníes, que jamás han estado bajo completo control del Gobierno, son escenario de duros combates y atentados por parte de militantes de Al Qaeda y simpatizantes talibanes, sobre todo tras el asalto de la Mezquita Roja el mes pasado en Islamabad.

Este domingo tuvo lugar otro violento atentado suicida en el noroeste de Pakistán, cuando varios suicidas a bordo de un jeep hicieron estallar una bomba que causó la muerte a cuatro policías y heridas a otros dos en el distrito de Shangla.