Incendio en el Penoponeso
Gigantescas llamas amenazan con alcanzar las viviendas en la villa Vrina cerca a Zacharo, Peloponeso (Grecia). EFE / ORESTIS

La reducción de la fuerza del viento a primeras horas de hoy ha mejorado la situación de los incendios en Grecia, en donde han muerto 49 personas (53 según los medios de comunicación) y se mantienen 40 focos activos en la península del Peloponeso, en la región capitalina y en la isla de Eubea.

En esta tercera jornada de incendios , ese descenso en la fuerza del viento permite el trabajo de los hidroaviones, según comentó Spiros Spiridon, prefecto de Grecia Occidental, al canal estatal NET, y añadió: "Soy optimista porque no hay viento por el momento".

Soy optimista porque no hay viento por el momento"

Noche de terror

Desde el amanecer los bomberos pilotos griegos junto con los hidroaviones y helicópteros enviados por la Comisión Europea, incluidos dos hidroaviones Canadair, y la ayuda de Serbia, Islandia e Israel, contribuyen a extinguir los focos de distintos incendios que continúan activos.

Según el departamento de los Bomberos, toda la parte suroeste de la península del Peloponeso sufrió una noche de terror con focos de incendios que amenazaron a pueblos en las prefecturas de Mesinia, Arcadia, Ilias, Corintia y Achaia y los pueblos fueron evacuados.

Los frentes de incendios en las montañas de Tayetos y Parnonos en el Peloponeso siguen activos y las autoridades han ordenado la evacuación de algunos pueblos.

En la isla de Eubea, a unos 200 kilómetros al norte de Atenas, se evacuaron pueblos y balnearios y el Centro de Sanidad.

La parte noreste de la región capitalina de Atica afronta graves problemas y en la localidad de Kalivia se quemaron viviendas durante la noche.