Un juez estadounidense denegó este viernes otorgar un recurso de "habeas corpus" al ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega, quien presentó la solicitud para evitar que se acepte su extradición a Francia, donde se enfrenta hasta a 10 años de cárcel por lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

El magistrado William M. Hoeveler emitió su dictamen dos semanas antes de que Noriega, que detentó el poder en Panamá entre 1983 y 1989, sea puesto en libertad tras cumplir 17 años de prisión en Estados Unidos bajo el estatus de prisionero de guerra.

Precisamente en ese estatus se apoyaron los abogados del ex dictador para pedir que se bloquease su extradición, argumentando que al ser un prisionero de guerra no podía ser enviado a Francia porque se violaría la Convención de Ginebra.

En Panamá lo aguardan al menos dos condenas a 20 años por homicidios juzgados en ausencia
Hoeveler, sin embargo, ha rechazado dichos argumentos y afirma en su dictamen que en su momento se calificó a Noriega, de 72 años, como prisionero de guerra por las preocupaciones expresadas por el acusado en torno al trato que recibiría mientras estuviera en custodia de Estados Unidos.

La decisión es un triunfo para la Fiscalía Federal de Estados Unidos que había solicitado a Hoeveler que no se pronunciara sobre si la extradición de Noriega era contraria a la Convención de Ginebra porque ello debía ser tratado y decidido por el magistrado William Turnoff.

Turnoff fijó para el próximo martes una vista judicial donde examinará concretamente la petición de Francia de extradición de Noriega. Mientras, en Panamá lo aguardan al menos dos condenas a 20 años por homicidios juzgados en ausencia.