Pablo Iglesias: "Estoy dispuesto a que sea presidente una persona de prestigio para los socialistas"

  • El líder de Podemos especifica que "debería ser una persona independiente y de prestigio, no un tecnócrata, que es lo que prefieren las élites".
  • Asegura que en unas nuevas elecciones volverían a presentarse con En Común Podem y En Marea, pero no ha sido tan tajante con Compromís.
  • Iglesias avisa que no va a sentarse a negociar con Ciudadanos y considera "ridículo" que Sánchez "tenga que llevar a Rivera pegado todo el tiempo".
  • "La amenaza de quitarnos de los ayuntamientos es un mal camino, dice al PSOE.
Pablo Iglesias, en 'El Programa de Ana Rosa'
Pablo Iglesias, en 'El Programa de Ana Rosa'
TELECINCO
El secretario general de Podemos Pablo Iglesias ha asegurado en El programa de Ana Rosa que está "dispuesto" a investir a una persona independiente y "de prestigio" como presidente del país. "Yo porque haya un Gobierno progresista, estoy dispuesto a que sea presidente una persona de consenso que tuviera prestigio para los socialistas", ha asegurado el líder de la formación morada en el magacín matinal de la cadena Telecinco. Además, ha reiterado que "seguimos teniendo la mano tendida para lograr un consenso a la valenciana".

El secretario general de Podemos Pablo Iglesias ha asegurado en El programa de Ana Rosa que está "dispuesto" a investir a una persona "independiente y de prestigio" como presidente del Gobierno si Pedro Sánchez no logra llevar hacia delante su candidatura y siempre que sea para llevar hacia delante "un Gobierno progresista",

"Es algo excepcional que prevé la ley. Pero debería ser una persona de consenso que tuviera prestigio para los socialistas y para la gente. Mejor eso a que se repitan elecciones o a seguir en una situación en la que el Gobierno de progreso no es posible",  ha asegurado el líder de la formación morada en el magazine matinal de la cadena Telecinco.

Iglesias ha rechazado en todo caso investir a un "tecnócrata como Mario Monti, que es lo que prefieren las élites económicas". Preguntado por nombres, específicamente por Felipe González, Iglesias ha asegurado que "no sería una persona de consenso".

El dirigente de la formación morada avisa además al PSOE de que no va a sentarse en una mesa de negociación con Ciudadanos y considera "ridículo" y "cosa cómica" que el socialista Pedro Sánchez "tenga que llevar a Rivera pegado todo el tiempo".

"Hay una presión para un Gobierno de gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos, pero dudo de que sea lo que quiera la calle", ha añadido Iglesias, que exhorta a los socialistas a "elegir" entre pactar un Gobierno progresista con ellos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromís, o seguir negociando con la formación naranja.

Iglesias, en todo caso, "confía" en que se llegue a un acuerdo de Gobierno antes de que se deban celebrar otras elecciones generales. Si acabaran celebrándose el próximo 26-J, el líder de Podemos apunta que volverían a presentarse con los catalanes En Común Podem y los gallegos En Marea. No ha asegurado sin embargo que vuelva a hacerlo con los valencianos Compromís, pero sí asegura que existe "sintonía" con ellos.

Respecto a las informaciones publicadas por algunos medios de que el PSOE estaría meditando replantearse su apoyo a los ayuntamientos gobernados por marcas afines a Podemos, Iglesias ha afirmado que se trata de una "amenaza" y ha advertido de que "en política la amenaza no es una buena vía". Asimismo, ha recordado que ellos sustentan a los presidentes socialistas de Extremadura y Castilla-La Mancha sin "amenazar nunca a nadie". No obstante, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha negado que el aprtido se esté planteando este extremo.

"No está bien utilizar la amenaza de quitarnos de los ayuntamientos", ha denunciado Iglesias, que ha reiterado que tiene la "mano tendida" a Sánchez, para llegar a un "pacto a la valenciana". En ese sentido, ha avanzado que la Ejecutiva de su partido acordará "apostar hasta el último minuto por trabajar para que haya un Gobierno de coalición", formado por el PSOE, Podemos, IU-UP y Compromís, "con el apoyo del PNV", que a su juicio "no sería difícil de obtener".

Tras negar que sienta "odio" ni "rencor" por el PSOE -el partido por el que metieron a su abuelo en la cárcel y al que han votado sus padres durante años, ha dicho-, ha admitido que Felipe González ha hecho "algunas cosas bien en el pasado" y que está "bien reconocerlas, pero las que hizo mal, también".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento