El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha asistido esta mañana en la Delegación del Gobierno en Andalucía a la reunión que ha celebrado la Comisión Regional de Seguimiento del Programa de Fomento de Empleo Agrario, para la distribución de los fondos correspondientes al PFEA en 2016, de los que Andalucía volverá a recibir 147,7 millones de euros, idéntica cantidad por quinto año consecutivo.

Villalobos ha defendido que el Plan de Empleo Agrario "es una garantía social para la supervivencia del campo y no debe ser entendido como un programa de caridad pública. Los ayuntamientos andaluces no quieren caridad pública, quieren empleo para sus vecinos a través de inversiones para sus municipios y no quieren un programa que sólo les dé una de las dos cosas".

Asimismo, Rodríguez Villalobos ha hecho hincapié en la consolidación de este programa, pero ha reiterado la necesidad de incrementar los fondos tras cinco años de congelación y ha explicado que el aumento de los mismos es necesario para que los ayuntamientos puedan hacer más contratos y "porque es hora de que a los consistorios se les reconozca, al mismo tiempo, el esfuerzo y la dedicación en esta materia, sin olvidar que esto es un asunto que supera la escala local".

Con respecto al número de contratos y jornales que genera el PFEA en Andalucía, el presidente de la Diputación ha manifestado que el número de contratos asciende aproximadamente a 108.000, se generan dos millones de jornales y se realizan alrededor de 500 obras.

El mandatario provincial ha subrayado la implicación de las administraciones y de las organizaciones sindicales y agrarias en este programa y ha resaltado que el PFEA "es necesario para la dignificación de los trabajadores del campo y para la economía agrícola".

Asimismo, ha mostrado su preocupación e inquietud porque los fondos no se incrementan desde hace cinco años y la cuantías, tanto para Andalucía como para Extremadura, "son inasumibles", razón por la que es necesaria una partida extraordinaria, "como vengo reiterando desde hace ya mucho tiempo", ha dicho Villalobos.

Rodríguez Villalobos ha defendido, además de la necesidad de incrementar los fondos, que haya, por un lado, un fondo extraordinario, y por otro, que los programas de empleo de las administraciones, y, en el caso de la Diputación de Sevilla, los planes Supera o PEUM, redunden en el cómputo de peonadas para las personas contratadas.

En cuanto a la gestión del programa, Villalobos, que también se ha expresado como presidente de la FAMP, ha manifestado que en algunas provincias andaluzas los ayuntamientos se están encontrando con problemas a la hora de gestionar el programa de fomento de empleo agrario al no existir una reglas claras sobre algunos aspectos, de los que ha destacado, la proporción entre peones y oficiales, el concepto de lo que es personal cualificado y el que no lo es, las rotaciones o la dificultad de ejecutar obras importantes.

Villalobos ha valorado la importancia de la gestión porque dependiendo de cómo y cuáles sean los criterios de gestión que se aplican a los ayuntamientos, varían el tipo de actuaciones importantes con máximo aprovechamiento de toda la mano de obra. Y, por el contrario, reglas muy rígidas "nos pueden llevar a dificultades para realizar hasta lo más básico", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.