El Grupo Municipal Socialista exige al Gobierno municipal del PP "rigor y legalidad" en el nombramiento del cargo de director general de Interior del Ayuntamiento de Logroño, ya que de nuevo "han utilizado cauces inadecuados al nombrar fraudulentamente en régimen de suplencia a un funcionario porque no cumple con los requisitos necesarios que se establece en la Ley". En concreto, se exige que esta plaza la ocupe un A1 y, sin embargo, el nuevo director general de Interior pertenece a la categoría A2.

Al igual que sucedió con el anterior director general de Interior, "que tampoco cumplía con los requisitos exigidos", el PP ha optado, según los socialistas, "por nombrar a un funcionario de categoría inferior y, por lo tanto, en régimen de suplencia, a pesar de que dentro de la plantilla municipal existen A1 con al menos el mismo perfil y capacitación técnica que el elegido y con la categoría legalmente exigida".

El PSOE advierte de que "según el artículo 9 del convenio del Ayuntamiento de Logroño, la suplencia nunca podrá ser superior a 18 meses".

De ahí que insta al equipo de Gobierno municipal del PP "que no cometa los mismos errores que en la anterior Legislatura cuando facilitó que el anterior director general de Interior ocupara el puesto de febrero de 2012 a abril de 2015, persona ligada estrechamente al Partido Popular que abandonó este puesto como consecuencia de las múltiples denuncias del Grupo Municipal Socialista realizó tras conocer que optaba a un concurso de Inspector de Policía Local mientras ocupaba a este cargo de confianza del PP, sin perjuicio de otras serie de irregularidades".

A ello se suma "un defectuoso ejercicio de su cargo que en modo alguno contribuyó al profundo cambio organizativo que el Concejal de Policía viene anunciando a bombo y platillo desde la anterior legislatura y que en modo alguno se atisba en el horizonte ni siquiera a medio plazo".

Con todo ello, el PSOE entiende que si el Ejecutivo local "cree que es necesaria la creación de esta plaza en serio, por lo que tiene que optar es por cubrirla adecuadamente con un funcionario con la titulación necesaria porque tal y como denunció el Partido Socialista con el nombramiento del anterior Director General de Interior, no es normal que coordine a otros directores generales o asimilados un funcionario de rango inferior o nivel".

Asimismo, el PSOE recuerda que la Junta de Gobierno Local nombró el pasado 19 de marzo al nuevo director general de Interior, que entre sus funciones está la máxima dirección de la Policía Local y de Bomberos de Logroño, ambas áreas que ya cuentan con un Comisario Jefe y un Director General de Extinción de Incendios".

Por ello, el Partido Socialista, "desde el máximo respeto al funcionario que ha sido designado para ello, no entiende este nuevo nombramiento y considera innecesario cubrir esta plaza de Director General de Interior cuando las unidades a coordinar están cubiertas al máximo nivel y dicha actuación arbitraria genera una serie de dudas al respecto".

También "manifiesta una vez más un claro deseo del equipo de Gobierno de politizar esta Unidad afianzando en la cúspide de la estructura policial a personas afines al PP sin valorar criterios tan necesarios como la capacitación y la experiencia y condenando al ostracismo a aquellos funcionarios que no sean de su cuerda".

Este Grupo Municipal Socialista "se plantea, entre esas dudas razonables, que quizá este nombramiento venga derivado de la mala relación del Gobierno municipal del PP con el Comisario Jefe y que el concejal de Interior en una muestra más de su contrastada incompetencia haya buscado a un intermediario que realice la función que debía realizar él mismo".

Para los socialistas, con el PP al frente del Ayuntamiento de Logroño, la plaza de Director General de Interior "se está convirtiendo en el río Guadiana porque aparece y desaparece, una actuación poco seria y que demuestra su incompetencia para definir la estrategia de futuro de la Policía Local".

Por todo ello, el PSOE "apela al máximo respeto a todos los funcionarios de este Ayuntamiento y a los principios que deben regir todo acceso a puestos directivos como la objetividad, imparcialidad, transparencia, capacidad y mérito y que con las actuaciones arbitrarias del equipo de Gobierno del PP en casos como éste suponen una mala praxis y una politización inadecuada de la Administración".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.