La Asamblea Local de Cruz Roja ha reforzado los servicios preventivos sanitarios de la fiesta popular de la 'Cincomarzada', que se celebra este sábado en Zaragoza, al coincidir con el fin de semana y prever que habrá mayor concentración de público en el lugar de celebración, el Parque del Tío Jorge de la capital aragonesa.

A lo largo de la jornada, intervendrán 120 personas en dos turnos, 30 más que en 2015, según ha explicado la entidad en una nota de prensa, en la que ha indicado que en el dispositivo participarán, entre otros profesionales, médicos, enfermeros, conductores, socorristas y técnicos de operaciones.

Asimismo, se instalarán dos puestos de atención sanitaria, uno más que en 2015, y se incorporará una ambulancia más, con tres situadas en el interior del recinto y una cuarta en el exterior, que permitirá evitar movilizar lo menos posible las situadas dentro del parque con el fin de que puedan prestar un servicio estable y continuado.

Esta ambulancia tendrá como cometido hacer traslados sanitarios y, en caso de que se precise, atender cualquier incidencia que se produzca en otro punto de la ciudad, han apuntado desde Cruz Roja.

Como en años anteriores, habrá equipos de voluntarios a pie que contarán con el apoyo de dos quads, equipados con camillas y botiquines, que recorrerán las instalaciones para atender a los accidentados y trasladar a aquellos que así se requiera a las zonas habilitadas de atención médica.

Asimismo, acuáticos de Cruz Roja colaborarán con Bomberos y Protección Civil en la seguridad y vigilancia del estanque. El operativo se iniciará a las 7.00 horas y se mantendrá hasta que termine la fiesta, entorno a 20.00 horas.

Este año, el hospital de campaña está cedido por la Asamblea de Huesca, debido a que el de Zaragoza se encuentra desde septiembre en Lesbos (Grecia) para atender a las personas refugiadas en su transito hacia el continente europeo.

CONSEJOS

Los responsables de Cruz Roja han aconsejado aplicar el sentido común y beber y comer con moderación; tener cuidado con el fuego y el aire; extremar la vigilancia de los niños para evitar que se pierdan o dañen; y seguir, en todo momento, las indicaciones de los cuerpos de seguridad, Policía Local y Bomberos.

La responsable del operativo, Raquel Martínez, ha asegurado que en los últimos años se han reducido el número de incidencias y se ha apreciado un descenso de las atenciones por abuso de alcohol.

En 2015, que se celebró la fiesta el 23 de abril, se registraron un total de 15 atenciones de toda índole y en 2014 se realizaron 39 intervenciones sanitarias, la mayoría por traumatismos y siete intoxicaciones etílicas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.