Los Bomberos de Bizkaia han denunciado este viernes ante las Juntas Generales que la nueva Ley de Emergencias es "totalmente tendenciosa" y "facilita la privatización encubierta del servicio y su transformación en un modelo basado en el voluntariado".

El colectivo de Bomberos de Bizkaia ha comparecido en la Comisión de Relaciones Ciudadanas de las Juntas Generales de Bizkaia para dar a conocer su desacuerdo con el nuevo proyecto de Ley Reguladora de los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento que plantea el Gobierno vasco.

Los bomberos han afirmado que este nuevo proyecto "no es lo que necesitan los distintos servicios de bomberos y no garantiza una correcta prestación del servicio". No obstante, consideran necesaria la creación de una ley que "clarifique las lagunas existentes en la Ley de Emergencias de 1996".

"Hace falta una ley que ordene y regule los distintos servicios de bomberos, así como sus actividades y singularidades, pero no ésta" han defendido.

Una de las críticas principales es que no se ha contado con los sindicatos ni con los Bomberos en la formulación ni en la redacción, por lo que el proyecto carece de un "asesoramiento técnico real", cuando se trata de "uno de los servicios más importantes, cuyo trabajo va encauzado a salvaguardar el derecho a la vida y la integridad física". Además, han recordado que los bomberos constituyen "uno de los servicios básicos del Sistema Vasco de atención a Emergencias y Protección Civil".

"Somos profesionales formados y capacitados, agentes de emergencias y también agentes de la autoridad" han explicado, para indicar que esta definición "no sólo choca con la implicación que desde las Instituciones se les ha otorgado en el planteamiento del nuevo proyecto de ley, sino que además rompe con el nuevo papel que dicha ley les pretende atribuir desde el voluntariado".

Para los Bomberos, "no es posible dejar en manos voluntarias tamaña responsabilidad" porque su trabajo es "difícil y estresante" y se enfrentan "a todo tipo de vicisitudes", como "accidentes de tráfico, rescates diversos, apertura de puertas, accidentes con múltiples víctimas, manipulación de maquinaria pesada y material peligroso, e inundaciones".

Por último, han mostrado su "voluntad de diálogo y trabajo" y han ofrecido nuevamente su "disponibilidad y experiencia". "No la menosprecien", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.