Empresa
Vista aérea de la empresa de construcción Dietlin, en Alsacia, Francia, cuyo gerente se quemó a lo bonzo. GOOGLE MAPS

El jefe de una empresa de construcción en dificultades financieras, de 57 años, se suicidó este viernes inmolándose en su lugar de trabajo en la localidad de Vieux-Ferrette, en Alsacia, el noreste de Francia.

Según informó el fiscal de Mulhouse, a cargo del expediente, Hubert Dietlin se roció con un bidón de gasolina de 20 litros, se prendió fuego y corrió varios metros por un pasillo, antes de desplomarse.

La fiscalía agregó que las grandes dificultades financieras que atraviesa la compañía, que emplea a 28 personas, podrían haber motivado la decisión del suicida, que la víspera se había entrevistado con un banquero para pedir dinero a crédito.

Los hechos, registrados por cámaras de seguridad que eliminan la pista criminal, tuvieron lugar a las 6.30 horas de este viernes.