Tony Dyson y R2-D2
El ingeniero Tony Dyson y una imagen de R2-D2, el robor que él creó. ARCHIVO

El ingeniero y profesor de robótica británico Tony Dyson, conocido por ser el creador del famoso androide de Star Wars R2-D2, falleció la pasada madrugada en su casa de Gozo (Malta) a los 68 años.

Su cadáver fue encontrado por la policía después de que un vecino alarmara a los agentes tras ver que la puerta de la vivienda de Dyson estaba abierta. Aunque las primeras hipótesis apuntan a una muerte por causas naturales, se le está practicando una autopsia para descubrir el motivo exacto de su fallecimiento, según cuenta la BBC.

El ilustrador Ralph McQuarrie y el experto en efectos especiales John Stears diseñaron el aspecto de R2-D2 y, después, Dyson fue el encargado de materializar y darle personalidad al robot a través de sus colores, su forma de moverse y sus característicos pitidos.

El ingeniero creó ocho unidades de R2-D2, cuatro de ellas contaban con un sistema de movimiento por control remoto y otras dos podían ser pilotadas por un actor desde dentro, tarea que recayó en el célebre Kenny Baker.

R2-D2 es uno de los pocos personajes que ha aparecido en todas las películas de Star Wars hasta el momento.

A lo largo de su carrera, Dyson construyó unas 36 criaturas espaciales, armas láser y trajes, no sólo para Star Wars y El imperio contraataca sino también para muchas otras películas como Superman 2 o la cinta de James Bond Moonraker.

Tras conocerse la muerte de Tony Dyson, las muestras de afecto de sus fans no se han hecho esperar. Twitter se ha llenado de multitud de mensajes de pena y cariño.