Arnaldo Otegi
El exdirigente abertzale Arnaldo Otegi abandona la prisión de Logroño después de seis años y medio encarcelado. Abel Alonso / EFE

Arnaldo Otegi, el secretario general de Sortu, ha admitido este viernes que la izquierda abertzale no fue capaz de interpretar "durante largos años" lo que "le pedía el pueblo", ya que "la sociedad vasca exigía que el fin de la lucha armada se diera mucho antes". Otegi ha reflexionado que la izquierda abertzale "tenía que haber dado ese paso antes".

El dirigente vasco ha avanzado parte de la autocrítica que está "dispuesto a hacer", tal y como dijo el martes en Elgoibar y lo ha hecho en su primera entrevista tras salir de prisión, concedida en euskera a ETB-1 y en castellano, una hora después, a ETB-2.

La sociedad vasca exigía que el fin de la lucha armada se diera mucho antes

"En general, lo que tenemos que decir es que tal vez no supimos interpretar durante largos años lo que el pueblo nos pedía", ha dicho Otegi, quien ha recordado que en Euskadi hubo "mucho sufrimiento" y ha afirmado que se alegra "de verdad y de corazón" de que en este momento "tanta gente que vivió con escolta ahora lleve una vida más tranquila".

Ha asumido que, en el plano personal, se reprocha haber llegado "tarde" a esas posiciones, pero al mismo tiempo se ha mostrado "orgulloso" de su "aportación" para modificar la estrategia de la izquierda abertzale hacia vías exclusivamente políticas.

"Fuimos detenidos porque trajimos la paz y planteamos que la lucha armada, la violencia o el terrorismo, como le dicen algunos, tenía que desaparecer de este país", ha abundado Otegi.

Otegi dice haber aprendido a empatizar con las víctimas

El dirigente independentista ha explicado que durante su estancia en la cárcel ha perdido a su madre y a su suegra, lo que le ha ayudado a "empatizar" con el sufrimiento de las víctimas de ETA.

Durante su paso por prisión Otegi perdió a su madre y a su suegra"Me he hecho todavía más humano en la cárcel. Me he dado cuenta de lo que supone que un buen día te llamen por teléfono y te digan que un ser muy querido para ti ha fallecido, pero eso no me ha llevado a ser rencoroso con quienes me metieron en la cárcel, me ha llevado a una reflexión mucho más humana, mucho más profunda en términos humanos, que es entender que también a aquellos que sufrieron la violencia armada de ETA un buen día les llamaron para decirles que un ser querido había fallecido", ha explicado.

Ha insistido en que se "alegra de corazón" de que quienes "sufrían las acciones de ETA" ahora vivan más tranquilos, tras lo que ha asegurado que tiene "grandes amigos entre las víctimas de ETA" como el expresidente del PSE-EE Jesús Eguiguren. "E incluso gente del PP que no voy a mencionar porque no sé si les voy a hacer mucho favor", ha agregado.

"Todas las víctimas son de todos"

A su juicio, no debe haber "víctimas de un lado y de otro" sino que "todas las víctimas son de todos" y la izquierda abertzale trabaja en esa dirección, aunque ha lamentado que "en el otro hipotético lado todavía no han alcanzado ese pensamiento".

Respecto al desarme de ETA, se ha mostrado convencido de que la organización terrorista "hará lo que tiene que hacer", aunque el Estado no se implique, y finalizará el desarme porque tiene un "compromiso con este pueblo y este pueblo quiere vivir en paz".

Respecto a la posibilidad de ser candidato a lehendakari, el dirigente abertzale ha dicho que "no rehuirá sus responsabilidades" y "aportará su granito de arena", aunque lo principal no es quién sea candidato sino ofrecer a Euskadi un proyecto independentista y social que permita una sociedad "más justa".

Sobre los presos, ha asegurado que siempre han utilizado la legalidad y que ellos tienen "la palabra y la decisión" sobre la mejor manera de "volver a casa". Para finalizar, Otegi ha citado a Nelson Mandela al recordar que el líder sudáfricano dijo, al salir de la prisión, que no guardaba ningún "rencor" porque "viviendo en el rencor sigues siendo prisionero".