El pleno del Consell ha aprobado este viernes el acuerdo por el que la Comunitat Valenciana solicitará la adhesión al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de 2016, porque no tiene "otra salida", ante la "infrafinanciación" que sufre esta autonomía.

Así lo avanzado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell la vicepresidente y portavoz de la Generalitat, Mònica Oltra, quien ha denunciado que el Gobierno de Mariano Rajoy cambie "un derecho por un préstamo".

Oltra ha explicado que el Real Decreto Ley 17/2014 establece que las comunidades autónomas deben adoptar un acuerdo de su consejo de gobierno, en el que conste su voluntad de adhesión o permanencia a este compartimento y el compromiso de cumplir con la normativa, los acuerdos que se deriven y el programa que resulte de su aplicación.

El acuerdo también autoriza a la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico para adoptar las medidas y actuaciones necesarias. Además, se faculta y delega al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para que realice todas las actuaciones y gestiones necesarias para suscribir los préstamos bilaterales que permitan la disposición de los fondos.

La vicepresidenta ha destacado la "perversión" que supone que el Gobierno central "quiera que paguemos intereses por el hecho de ser una comunidad infrafinanciada". "No sólo tenemos una situación de infrafinanciación injusta que no se ajusta a los parámetros constitucionales de la financiación, sino que encima se nos castiga", ha subrayado.

Así, ha denunciado que el Gobierno hace que la Comunitat pague "una especie de peaje por ser una autonomía infrafinanciada". Además, ha criticado que mientras hasta ahora el tipo de interés del FLA era del 0 por ciento, ahora pasa a ser del 0,834 por ciento, lo que supone que la autonomía tendrá que pagar 246 millones de euros de intereses, "el mismo dinero que dedica a dependencia", ha indicado Oltra.

A su juicio, "es como el timo del falso premio", porque "se nos cambia la financiación que nos corresponde por un préstamo", que habrá que devolver con intereses. De esta forma, "se nos obliga a hacer una pelota financiera, que cada vez hace el agujero mas grande".

"Entre el antiguo Gobierno valenciano desviando dinero fraudulentamente hacia el saqueo y el actual Gobierno central hemos llegado a una deuda de 40.000 millones", ha denunciado.

A su juicio, el Ejecutivo de Rajoy "se ha negado a aplicar todas las posibles salidas, aunque fueran provisionales hasta tener un nuevo modelo de financiación", y esto supone "un maltrato a la Comunitat que este Gobierno no está dispuesto a tolerar".

Además, Mònica Oltra ha indicado que adherirse al FLA implica "someterse a sus directrices", lo que hace "muy difícil la autonomía financiera, pero también la autonomía política".

Oltra ha dicho que el Consell no renuncia a que haya un nuevo modelo de financiación este año. En concreto, ha dicho en la "hoja de ruta" de la Generalitat está en primer lugar "el cambio del modelo de financiación con efectos retroactivos a 1 de enero", a continuación "una aportación extraordiaria" y, por último, "un FLA extraordinario para cubrir el agujero de la financiación".

Consulta aquí más noticias de Valencia.