El exfiscal y exeurodiputado de Podemos Carlos Jiménez Villarejo se ha distanciado ese viernes de la estrategia seguida por la formación de Pablo Iglesias en el debate de investidura del miércoles y ha abogado por apuntalar el acuerdo del PSOE y Ciudadanos para investir a Pedro Sánchez.

El exfiscal anticorrupción ha aclarado que se dio de baja de Podemos el pasado 9 de noviembre, después del papel de esta formación en las catalanas del 27S, pero ha remarcado que lo que le ha separado "plenamente" del partido es la estrategia de Pablo Iglesias en el debate de investidura con su rechazo al líder del PSOE.

"Estoy absolutamente distanciado", ha admitido Villarejo, que ha opinado que el principal "objetivo" de Podemos debería ser no repetir un Gobierno de Mariano Rajoy, lo que podría facilitar con una abstención esta tarde.

Yo sólo quiero que Rajoy se vaya a la calle para hacer otro tipo de políticas, no que haya nuevas elecciones

"Lo que no es razonable, ante la crisis política existente, es votar en contra —de Pedro Sánchez— y dejar a España en una situación incierta", abocada a unas posibles nuevas elecciones en las que, ha dicho, sería "una catástrofe" que propiciaran un nuevo Gobierno del PP.

"Yo sólo quiero que Mariano Rajoy se vaya a la calle para hacer otro tipo de políticas, no que haya nuevas elecciones", apuntó Villarejo en primera instancia al diario El País.

El exfiscal formó parte de las listas de Podemos que lideró Pablo Iglesias en 2014 y que catapultó a la formación morada en las elecciones europeas, aunque ejerció unas pocas semanas de eurodiputado.

"Quien debe ceder más en una negociación es el que tiene menos votos y escaños, y es Podemos el que está en esta situación, con el 20,6 % y siendo la tercera fuerza en el Congreso", ha precisado el exfiscal.

Villarejo también ha explicado que mandó una carta a Pablo Iglesias pidiendo una abstención de Podemos que permitiese la investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con los votos de Ciudadanos. No obstante, el exfiscal ha asegurado que su misiva al líder de Podemos "no ha tenido respuesta".

La posición de Villarejo llega 24 horas después de que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pidiese el apoyo a la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno porque "lo peor" que puede pasar a los españoles, dijo, es una repetición de las elecciones, unas afirmaciones que después matizó después para señalar que su apoyo a Sánchez se enmarca en una coalición de cambio entre PSOE y Podemos.

También Cándido Méndez, secretario general de UGT, ha apostado este viernes por una "gran coalición de cambio" de signo "muy distinto a la que preconiza el PP", y en ese nuevo Gobierno ha incluido a Ciudadanos, al que se ha referido como un partido "que está dentro del cambio político" ocurrido en España.