Un mendigo es soprendido entrando en un coche deportivo. El mendicante en cuestión, Matthew Brinton, de 35 años de edad, es conocido Newquay -un pueblo situado en el condado inglés de Cornwall- por pedir limosna junto a su perro en la localidad.

Brinton ha recibido amenazas de muerte después de que un vídeo registrara cómo se sube a un Audi TT valorado en 50.000 libras. El hombre, que vive con un amigo, asegura que el coche deportivo es una herencia de su abuela.

Desde que el vídeo se hiciera público, Brinton asegura que ha sido objeto de repetidos robos y amenazas.  Muchos dicen sentirse engañados después de haberle dado comida y dinero. El hombre, en cambio, asegura que se encuentra en una situación desesperada y que pasa hambre porque la gente ha dejado de darle limosna.

La Policía asegura que desde que el vídeo se publicara, el mendigo ha perdido el coche y todo el dinero que tenía

"Le di comida caliente y una bebida y él fue muy desagradecido delante de mis hijos, de 8 y 12 años", dice uno de los vecinos en uno de los muchos comentarios que el vídeo ha suscitado en redes sociales.

Comentarios, por cierto, que el autor dice no poder ver porque "no tiene acceso a internet". Otra persona se queja de que le dió 40 libras, que, a la luz del vídeo, constituyen una "estafa" porque no los necesitaba.

El vídeo fue publicado el 18 de febrero. Las fuerzas policiales dicen que, desde entonces, el hombre ha perdido el coche y todo el dinero que tenía y que está de nuevo en las calles.

El oficial de policía de Newquay asegura que, a pesar del alto número de amenazas registradas, ninguna supone un verdadero riesgo inmediato para su seguridad ya que no pasan de ser "comentarios estúpidos" en resdes sociales.