Un grupo de 13 alumnas del colegio Cumbres School Valencia han donado su pelo en favor de la ONG Juegaterapia para construir un parque infantil para los niños con cáncer del Hospital La Fe de Valencia, como los que ya existen en La Paz y el Doce de Octubre de Madrid.

Junto a la responsable de voluntariado de la escuela, Olga Quiñones, las jóvenes se dirigieron a una peluquería de la ciudad para cortarse la coleta. En un principio iban decididas diez alumnas y ella pero al llegar al establecimiento, otras tres niñas que les acompañaban pidieron que les midieran sus coletas para ver si llegaban a los 25 centímetros reglamentarios.

"Se podía respirar la alegría en las niñas y en las peluqueras. La alegría de saber que tu pequeño esfuerzo es una sonrisa asegurada, no sólo en la cara de un niño enfermo, sino también en la de su madre", explica Quiñones.

Mientras esperaban a que sus padres fueran a recogerlas, Helen, una de las alumnas, comentó: "En mis 15 años de vida, nunca he sido tan feliz". "Me quedé mirándola y entendí, una vez más, que siempre gana más él que da que el que recibe, porque la recompensa es la alegría del corazón", subraya la voluntaria del colegio.

Tras contar su acción solidaria en el colegio, otro grupo de alumnas se animó a seguir su ejemplo y el próximo mes de mayo irán a donar su coleta a la peluquería.

El colegio Cumbres School, católico y bilingüe, forma parte de la red de colegios Regnum Christi, integrada por 170 colegios en el mundo —siete de ellos en España— y 14 universidades —entre ellas, la Universidad Francisco de Vitoria, en Madrid—.

Consulta aquí más noticias de Valencia.