El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha hecho un llamamiento al "consenso" y a "dar ejemplo desde Galicia", teniendo en cuenta "lo que está sucediendo en España", en aras de impulsar el plan estratégico de Galicia para el periodo 2015-2020.

Este llamamiento, que ha reiterado a lo largo de sus distintas intervenciones, lo ha hecho en la Cámara autonómica en la comisión de economía, donde la oposición, a excepción del grupo mixto, ha reconocido que el documento "está bien hecho", en palabras del socialista Juan Carlos González Santín; contiene "cosas positivas" para el diputado de AGE Antón Sánchez y es "difícil oponerse a los retos que se marca", según el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera.

Sin embargo, Consuelo Martínez (grupo mixto) ha censurado el trabajo por considerarlo un conjunto de "medidas cutres, escapistas y propagandistas", y al rechazar que se haya elaborado por un "gobierno saliente" y, a su juicio, "de espaldas a la sociedad y a este Parlamento", además de "tan tarde".

La crítica en este último punto ha sido compartida por Santín y Sánchez, que han evidenciado que, aunque se trata de un plan para los años comprendidos entre 2015 y 2020, "se está debatiendo el 4 de marzo de 2016". El titular del departamento autonómico ha rebatido este argumento, en la réplica, limitando el reproche a un "chascarrillo".

"falta de concreción" y "enmienda a la totalidad"

Por su parte, el parlamentario de Alternativa también ha advertido de que "si hay cambio de gobierno en los próximos meses, este documento debería servir como base", y le ha afeado "falta de concreción" y de "llegar a la sociedad civil".

Pese a que está "bien hecho", para el diputado del PSOE, el plan estratégico tampoco "concreta mucho para Galicia", y además en su opinión supone "una enmienda a la totalidad de lo que se hizo en los últimos años", por ejemplo, en materia de educación.

Anterior plan

Por su parte, Jorquera ha avisado del riesgo de poder resultar "carente de eficacia" al marcarse "tantos objetivos", y ha puesto el foco en el "desvío" existente entre los propósitos fijados en el anterior plan y lo conseguido.

"En vez de converger con Europa y con España, divergimos", ha denunciado, en alusión a ese "desfase" al que también se ha referido el parlamentario del PSdeG al recordar que "no se parte de cero".

"plan de país"

Frente a todo esto, la popular Cristina Romero ha defendido una "importante herramienta económica" cuya finalidad, ha dicho, es permitir la "consolidación de la recuperación económica".

Como en su primer turno de palabra el conselleiro, la diputada del PP ha apelado a los grupos para construir un plan "de país", y ha reclamado de ellos una "actitud constructiva".

Ahora, los grupos tienen de plazo hasta el próximo martes para plantear propuestas de resolución que se sustanciarán en el pleno del Parlamento.

"puntos de encuentro"

Por su parte, el conselleiro ha valorado la existencia de "puntos de encuentro", y ha reivindicado que "si algo tiene este documento es poca complacencia", al partir, según ha asegurado, de un diagnóstico "realista".

"Donde podamos ponernos de acuerdo, tratemos de ponernos de acuerdo", ha insistido, antes de atribuir los reproches al anterior plan a la "profunda crisis que condicionó su desarrollo".

Asimismo, Valeriano Martínez ha dicho estar "muy orgulloso" de la participación con que contó este trabajo —el proceso participativo "más amplio de la historia de Galicia", llegó a afirmar en su primera intervención— y ha animado a los grupos a partir de los "puntos en común para diseñar la estrategia" y que la comunidad gallega se parezca "a gobiernos y organizaciones serias".

Al respecto de su permanencia, ha evidenciado que el plan 2015-2020 "tendrá que ser ejecutado a caballo de dos legislaturas", y ha evitado pronunciarse sobre las alusiones a un cambio de gobierno: "Los gallegos tendrán que decidir qué gobiernos lo ejecutarán", se ha limitado a constatar.

A mayores, ya en el cierre, ha vuelto a hablar de su "total predisposición para confrontar en esta etapa" en el Parlamento y también en "las que vendrán después", al referirse a un plan "adaptativo" y "dinámico", y ha esperado "de todo corazón" las sugestiones de los grupos parlamentarios para que el documento sea "lo más ambicioso y consensuado posible", aún no estando de acuerdo en todo, sí en "lo fundamental".

Diez grandes retos

Ya el lunes, en un acto público, el responsable de Facenda enumeró los "10 grandes retos" que se fija la Xunta con el Plan Estratéxico de Galicia 2015-2020, empezando por lograr un crecimiento económico "sostenido" con avances mayores o en el entorno del 2,5% en los próximos años.

En segundo lugar, el texto, que aspira a ser "abierto y vivo" y reflejo de un gobierno "que planifica" y por tanto "no improvisa", según dijo el conselleiro, se propone crear 100.000 empleos hasta 2020; y en tercer término tiene la intención de multiplicar por dos el gasto en I+D.

En cuarto y quinto lugar, pretende reducir la tasa de abandono escolar y conseguir que un 47% de las personas de entre 30 y 34 años tengan estudios superiores.

En sexto, la disminución de la población en riesgo de exclusión social y pobreza; en séptimo, la bajada de la emisión de gases de efecto invernadero; en octavo, un aumento del uso de energías renovables; en noveno, aproximarse a la tasa europea de 1,58 hijos y la décima converger en ocho puntos en cuanto al nivel de PIB per cápita.

Con él, Martínez llamó a "blindar" un escenario de recuperación para avanzar en un modelo "basado en la innovación y el capital humano".

El plan estratégico, según subrayó el lunes, y también este viernes en O Hórreo, establece "objetivos, metas, programas y proyectos" pero los acompaña de una "medición permanente" y de la evaluación constante de los resultados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.