El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, se encuentra negociando con Bruselas el modo de financiación para ampliar el tranvía desde San Bernardo hasta la estación de trenes de Santa Justa, un proyecto que tendría un coste mínimo de 40 millones y que podría ser financiado con la entrada directa del Banco Europeo de Inversiones (BIE) o a través de los fondos del Plan Juncker.

A preguntas de los periodistas, tras firmar la adhesión de la ciudad al convenio marco de actuación frente a los desahucios, Espadas ha asegurado que ha sido "muy productiva" la visita a Bruselas enmarcada en el viaje de la Fundación Jiménez Becerril y que ha sido aprovechada para mantener más de media docena de reuniones con la Comisión y el Parlamento europeos. Además, ha anunciado que será el representante de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en el Comité de Regiones en el que se analizan los fondos para este tipo de proyectos.

El coste del tranvía variará dependiendo del trazado elegido y de si existen tramos subterráneos, existiendo para ello posibilidades de financiación en su totalidad mediante préstamos y, en algunos casos, subvenciones a fondo perdido. El Ayuntamiento va a contratar ya asistencia técnica para definir el proyecto financiero, tal como detalla el alcalde, que incide en que "ya tenemos interlocutor para sentarnos y ver la posible financiación en Europa".

"Este proyecto será analizado en la mesa de movilidad y pretendo que las decisiones sobre este tema queden tomadas en los próximos cierres, mientras que se cierra la financiación", incide, a la par que pretende dialogar con la Junta andaluza para el desarrollo del metro y con el Estado por el Cercanías.

Asegura que ha ido a la sede europea para "explicar y convencer" sobre la oportunidad de desarrollo que suponen los proyectos sevillanos enmarcados en una planificación estratégica de la ciudad, con "un proyecto claro de movilidad y de sostenibilidad". En este sentido, se ha tratado con especial interés las iniciativas sevillanas relativas a la rehabilitación de viviendas y a la ampliación del metrocentro.

Así, ha defendido su estrategia global para la ciudad definida en proyectos concretos que podrían optar a esa financiación europea, teniendo en cuenta que, según asegura que le han trasladado, existe un "tapón" de financiación del Plan Juncker, ante la gestión estatal y porque los proyectos que se están presentando no cuentan con el nivel requerido. "Hay dinero, pero no proyectos", resume Espadas, que ve esto como una oportunidad para la capital.

"Quería situar Sevilla en el mapa, reunirme con los técnicos que son los que evalúan los proyectos y contarles los planes de la ciudad", añade Espadas, entre los que menciona una iniciativa que convertiría a la capital hispalense en experiencia piloto para extenderse después al resto de urbes españolas, cuyos fondos provendrían del Plan Juncker. El alcalde apuesta además por la rehabilitación energética de viviendas, "que encaja con el cumplimiento del compromiso de París de lucha contra el cambio climático y con el Plan Juncker como instrumento financiero".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.