El Consell de Govern se ha mostrado este viernes a favor de cambiar el nombre de la capital mallorquina para que se llame 'Palma' en lugar de 'Palma de Mallorca', tal y como ha propuesto el Ayuntamiento.

Según ha informado el portavoz del Govern, Marc Pons, el Consell de Govern ha acordado manifestar su criterio favorable a la toma en consideración y tramitación de la Proposición de Ley de modificación de la Ley de derogación del artículo 1 de la Ley 6/2012, de 6 de junio, de modificación de la Ley 23/2006, de 20 de diciembre, de capitalidad de Palma de Mallorca.

La iniciativa hará que se sustituya en el título y en todo el texto de la Ley la denominación de Palma de Mallorca por Palma.

La Mesa del Parlament, en la sesión del día 24 de febrero de 2016, admitió a trámite esta proposición de ley presentada por el Ajuntament de Palma. También acordó que sea tramitada por el procedimiento de urgencia.

Según el Ayuntamiento, la propuesta "se trata de recuperar la normalidad con el nombre de nuestra ciudad", que fue modificado a propuesta del anterior alcalde del PP, Mateu Isern.

El cambio de la toponimia realizado en 2012 para sustituir el nombre oficial de la ciudad fue defendido por Isern por garantizar una "mayor y mejor identificación", aunque fue duramente criticado por la oposición quien aseguró que no existía justificación histórica para modificarlo.