Tres proyectos dirigidos a la atención a la infancia y adolescencia del municipio por parte del Ayuntamiento han recibido este viernes el visto bueno de la Junta de Gobierno, del que se beneficiarán casi 600 niños.

En concreto, se trata de un plan de apoyo a la escolaridad, otro para la participación en actividades de ocio y tiempo libre -ambos impulsados por el centro Ciudad de Murcia- y el tercero para el acceso de menores en riesgo social a actividades complementarias -en este caso promovido por el centro Murcia Sur-.

Los menores constituyen uno de los colectivos más vulnerables de la sociedad y uno de los pilares fundamentales a los que se dirige el trabajo del área de Derechos Sociales, que despliega diferentes acciones preventivas, de protección y de intervención en situaciones de riesgo que inciden negativamente en los menores. Según el último padrón de población, en Murcia residente 86.333 personas de hasta 18 años, lo que representa el 19,6 por ciento de los habitantes.

Uno de los programas proporcionará material escolar a 150 menores de 30 centros educativos cuyas familias se encuentren en una situación de dificultad socio-económica.

El proyecto de apoyo a la escolaridad, cuyo objetivo es facilitar su acceso normalizado al ámbito educativo, está promovido por el centro de servicios sociales Ciudad de Murcia, que engloba tanto al casco urbano como a las pedanías de Santiago y Zaraíche, La Albatalía, La Arboleja, Rincón de Seca y Barrio del Progreso.

Su finalidad es proporcionar a los menores en riesgo social el material y equipamiento escolar básicos para facilitar su integración en el centro educativo.

Para ello, se les entregará el material necesario para el desarrollo de las tareas propias de su nivel escolar y se apoyará a las familias en la adquisición del equipamiento que les permita participar en las actividades del colegio.

Desde la Concejalía de Derechos Sociales también se van a llevar a cabo distintas actuaciones para el ocio y tiempo libre de 300 menores en riesgo de exclusión social.

Se trata de la organización de cursos de formación de promoción familiar, jornadas interculturales, actividades con motivo de la celebración al día de los derechos de la infancia, escuelas de invierno y otras actividades, dirigidas a la ocupación educativa del ocio y el tiempo libre de menores y sus familias en situación de exclusión social.

Amparados por este proyecto se organizarán las jornadas interculturales del barrio de San Andrés, los encuentros socioculturales del barrio de El Carmen, los encuentros intergeneracionales de los barrios de San Pío, Santiago El Mayor y Barrio de El Progreso, la Semana de los Derechos del Niño y de la Niña y la Escuela de Invierno.

Son todas ellas propuestas para trabajar en ejes transversales como la igualdad, la coeducación, la solidaridad y la interculturalidad. Las actividades, desarrolladas con contenido lúdico, tendrán lugar en su mayor parte en horario extra escolar, en forma de talleres y actuaciones infantiles con los que se intentará inculcar la adquisición de hábitos de ocio saludables, la prevención de la exclusión social y la mejora de las habilidades sociales.

El tercer proyecto de Derechos Sociales aprobado por la Junta de Gobierno ha sido el referido al acceso de menores en situación de exclusión social a actividades complementarias, diseñado por el centro municipal Murcia Sur.

Con él se pretende romper el círculo de la pobreza infantil y su salida de la situación de riesgo social de estos menores, dotándolos de los recursos y medios necesarios para su pleno desarrollo personal y social.

Para conseguirlo, el proyecto contempla la participación de 113 niños en actividades extraescolares y actividades complementarias, así como el acceso a los recursos necesarios para la normalización en el ámbito escolar y de ocio y tiempo libre, en coordinación con el centro educativo.

Consulta aquí más noticias de Murcia.